Cádiz CF 2 – 0 Real Zaragoza | Crónica

Cádiz CF 2 – 0 Real Zaragoza | Crónica

A este lado de la desilusión

El Real Zaragoza regaló ayer a su afición un disgusto que esta no se merece. Una derrota famélica consecuencia de un partido mal planteado y peor ejecutado. Frente a un rival sin vergüenza, al que no le importa mostrar sus arteras armas, no siempre muy decorosas, no se ajustó a lo que el choque demandaba. Un partido en el Carranza ante este Cádiz requiere de otros argumentos y de una narración más fornida y áspera que la que ayer expuso el equipo aragonés. Y, claro, así es fácil que te arranquen la ilusión a tiras.

Natxo planteó una alineación de seda, con Febas en el vértice del rombo y Toquero acompañando a Borja. Con esa idea comenzó el match y no pintó mal durante los primeros cinco minutos. Un par de osados acercamientos rojillos avivaron la llama de la esperanza, sobre todo el segundo de ellos, tras un gran pase de Delmás que el jugador vasco remató flojito. Pero todo acabó ahí. El Cádiz, en una jugada acerada y fértil, puso un baló de oro en las botas de Barral, que remató magníficamente batiendo a Cristian. Era el minuto 7.

El gol fue como un The End anticipado. Muy pocas señales de vida en el Zaragoza, que comenzó una fase larga y tediosa en busca de alguna fisura en el entramado defensivo local. La intención era muy buena pero Eguaras jugó toda la primera parte asfixiado por la presión de Perea y no encontró el soplo de la más ligera brisa en ningún lugar del campo gaditano. A su lado, Zapater descorría cerrojos pero no abría ninguna puerta y Ros se perdió en la zona ancha sin responder a ninguna pregunta.

Los dos delanteros zaragocistas andaban desconectados de los suyos y ni un solo balón nítido llegó a sus pies. Bueno, sí: uno le cayó a Borja, que llegó a rematar con fiereza para ver cómo el palo repelía su chut, pero el linier había levantado el banderín para marcar un justo fuera de juego.

El temprano gol andaluz y su exigente trama defensiva fueron dos argumentos demoledores ante los que el Zaragoza no pudo presentar ni una sola idea productiva. Antes bien, el paisaje nos recordaba mucho al primer tiempo ante Osasuna, cuando Natxo decidió sustituir a Febas por un Buff que, al final, sería determinante. Pero no era el mismo caso. El mister sostuvo su equipo hasta el descanso sin el menor asomo de modificación y así nos fuimos a la caseta, con un palmo de narices por el marcador en contra y la sospecha de que la noche no era propicia.

El inicio de la segunda parte no mostró ningún cambio significativo. El Cádiz siguió escribiendo el mismo texto en su libreto y las páginas del Zaragoza mostraban los mismos borrones. Natxo movió al banquillo y sustituyó a un desactivado Febas y a Ros, que había vuelto a ser un jugador más nutritivo, incluso con un buen disparo desde fuera del área. Guti y Buff fueron los sustitutos.

No obstante todo acabó con una acción de Delmás sobre Álvaro. Cometió una falta que el árbitro interpretó como merecedora de tarjeta amarilla. Como era la segunda, se convirtió en roja. De nada sirvieron las protestas y la situación fue muy bien aprovechada por el Cádiz, que en una rápida galopada de Álvaro superó a Zapater y batió a Cristian. Fue el final. El Zaragoza quedó noqueado y nada pudo hacer para afrontar el último tramo del partido completamente abatido anímicamente y disminuido futbolísticamente.

Pombo saltó al campo en el minuto 80 pero el Cádiz se maneja magistralmente en aguas turbias y turbulentas. Atascó el partido, atrancó las puertas del fútbol entendido como deporte y nos enseñó cómo gobernar el juego cuando todo lo tiene a favor y cuenta con la anuencia del árbitro.

Hasta el final no ocurrió nada, ni bueno ni malo. Si acaso, en el equipo aragonés se instaló la atonía, acompañada del deseo de que aquello acabase lo antes posible para empezar a olvidar. Ahora ya solo queda sacudirse la decepción, apartar de sus mentes la frustración y limpiar el ánimo para recibir a un rocoso Albacete que el domingo visita la Basílica. Ese partido, y solo ese, es el importante. Lo que haya pasado hasta ahora y lo que ocurra después es absolutamente irrelevante. Porque la vida se escribe con la uve de victoria.

Ficha técnica

Cádiz CF:
Cifuentes, Rober Correa (Kecojevic m. 64), Mauro, Servando, Lucas, Garrido, Álex Fernández, Carrillo, Alberto Perea (Nico Hidalgo m. 71), Álvaro y David Barral (Jona, 85′).

Real Zaragoza:
Cristian Álvarez, Delmás, Verdasca, Mikel, Lasure, Febas (Buff m. 59), Eguaras, Zapater, Javi Ros, Toquero (Pombo m.75), Borja Iglesias.

Goles:
1-0 David Barral (m. 6). 2-0 Álvaro García (m. 66).

Árbitro:
Bikandi Garrido (Comité vasco). Amonestó por parte del Cádiz a Álex Fernández (m. 36), y del Real Zaragoza expulsó a Delmás por doble amarilla (m. 13 y m. 65), y amonestó a Febas (m. 52) y Buff (m.88).

Incidencias:
Partido disputado en el Estadio Ramón de Carranza de Cádiz ante 13.670 espectadores.

Puntuaciones

Cristian: 2. Nada pudo hacer en los goles. No tuvo más ocupación.
Delmás: 2. Mucho trabajo y no siempre bien resuelto. Pecó de inexperto.
Mikel: 2. Algo irregular, cumplió con discreción.
Verdasca: 1. Lento y alejado del corte y la presión.
Lasure: 2. Correcto en defensa, estuvo menos activo en ataque.
Eguaras: 1. Desactivado, no encontró vías de juego.
Zapater: 1. Fuera de lugar, la velocidad contraria le superó.
Ros: 2. Fue de menos a más. La segunda parte se ubicó.
Febas: 0. Muy mal partido. Le pasó por encima.
Toquero: 2. Luchó pero no encontró su lugar en el campo.
Borja: 2. No fue su partido. Trabajador pero sin fortuna.
Guti: 1. No aportó juego ni potencia. Le tocó jugar en inferioridad.
Buff: 1. Irrelevante. No se notó su presencia.
Pombo: S.C.

por arrúa 10 (Real Zaragoza, Aire Azul)
@japbello

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR