Real Zaragoza 0 – 1 Cádiz CF | Crónica

Real Zaragoza 0 – 1 Cádiz CF | Crónica

La chirigota del alma rota

El 30 de noviembre de 2018 quedará para la Historia como el día en que vimos asomar la mirada de la muerte por la esquina de nuestros corazones. La derrota ante el Cádiz inaugura una época de terror en el zaragocismo que más vale que sepamos gestionar si no queremos que nos devore a todos: directiva, cuerpo técnico, jugadores, masa social y, por decantación, a la propia ciudad. No hay respuesta, ni siquiera un gesto afirmativo o negativo, a las mil preguntas que sobrevuelan el cuerpo agonizante de este Real Zaragoza. No hay forma de elaborar un relato mínimamente coherente que arroje medio gramo de luz sobre el problemón que ahora mismo es el equipo. Son muchas las opiniones, las impresiones, las sensaciones, pero muy poca la información. Y miedo. Mucho miedo.

Alcaraz ha dado muestras de total incapacidad para enderezar el rumbo de un bajel desarbolado, con sus marineros completamente derrotados por los elementos e incapaces de afrontar los embates del oleaje que le regalan los otros equipos. El entrenador andaluz nos ha propuesto una serie de decisiones incomprensibles y manifiestamente incorrectas que han hundido la quilla de la embarcación en las arenas movedizas de la ineptitud y los jugadores no son capaces de resolver ninguna situación competitiva. Ni ante equipos de dulce como el Alcorcón, ni ante equipos resucitados como el Cádiz.

Ayer todo volvió a ser un desastre. Una enorme catástrofe que destrozó el ánimo y la esperanza de la afición zaragocista. Solo los primeros minutos se asemejaron a un partido de fútbol jugado con cierta seriedad. Los primeros minutos, nada más. A partir del minuto diez, el equipo se derrumbó y arrastró la camiseta y el escudo por la recién renovada alfombra verde de la Basílica. La afición en seguida se dio cuenta de que aquello era un calco de los últimos partidos de su equipo: inseguridad, torpeza, desánimo, derrota en cada balón disputado, vacío creativo…Podríamos seguir así durante varias líneas más, pero no sería productivo. Mejor relatar que el Cádiz, casi sin querer, con un poco de disciplina, rapidez de movimientos bien gestionada y un grado de confianza en sí mismos razonable fue más que suficiente para que en el minuto 20 se acercase a la meta de Cristian y batiese al gran portero argentino.

Es fácil imaginar que una enorme losa cayó sobre el zaragocismo. Los brazos caídos de los jugadores, sus miradas perdidas, los gestos de abulia eran señales inequívocas de que el partido se firmaría con otra derrota. Tan solo Benito, y por supuesto Cristian, estaban a la altura de lo que la noche y el futuro exigían. Gual, es verdad, se movía con voluntad aunque con ansiedad y Pombo, el muchacho sincero y osado que lleva el escudo impreso en el corazón, también buscaba con cierta zozobra soluciones de imposible ejecución. ¿Y el resto? Pues el resto no era sino un ejército harapiento y magullado cuyo aliento no servía ni para apagar una vela a punto de consumirse.

Al poco de comenzar la segunda parte Alcaraz, el estéril Alcaraz, sacó al campo a Álvaro, el lobo. Un lobo sin dientes, sin fiereza, nervioso. Obviamente, insuficiente para las enormes necesidades del equipo. Y lo peor fue que el cambio supuso la retirada de James, un detalle que levantó la indignación del público, a esas alturas ya suficientemente inquieto e irritado por el juego del equipo. Las acciones ofensivas del Zaragoza eran motivo de desesperación mientras el centro del campo daba muestras, como a lo largo de todo el partido, de una desértica propuesta futbolística. Eguaras estuvo desorientado e inhábil en todo momento y el baile de posiciones y tareas encomendadas a los demás acabó por destruir cualquier asomo de sensatez.

El Cádiz, muy cómodo jugando frente a un equipo desnutrido como el Zaragoza, aún se permitió el lujo de armar algún contraataque de esos que si quiere el equipo contrario te taladra el pecho. No consumaron, pero seguramente porque no les hizo falta. El Zaragoza, en los últimos minutos, lo intentó con poca fe en dos ocasiones. La primera, con una falta botada muy mal por Pep Biel y la segunda con un chut de Álvaro al muñeco  cuando tenía todo a favor para lograr el empate.

El partido murió con un corner con Cristian incorporado y el pitido final que abrió las compuertas de las protestas, los gritos contra jugadores, entrenador y directiva y un manto de desolación cubriendo la triste mirada de una afición que merece ya, de una vez por todas, que se reconozca su sufrimiento a manos de gestores inadecuados y profesionales ineptos causantes del insoportable dolor que nos atenaza. Que necesita que alguien pare el paso firme de la muerte.

Ficha técnica

Real Zaragoza:
Cristian Álvarez; Benito, Delmás, Perone, Nieto, Aguirre (Raúl Guti, 65); Eguaras, Igbekeme (Álvaro Vázquez, 52), Pep Biel; Pombo (Soro, 76) y Gual.

Cádiz CF:
Cifuentes; Correa, Sergio Sánchez, Mauro, Brian Oliván; Garrido, Álex Fernández (Ramos, 74); Salvi (Carmona, 39), Jairo; Vallejo (Aketxe, 85) y Lekic.

Goles:
0-1, min. 20: Lekic

Árbitro:
Areces Franco (Comité Asturiano). Amonestó a Eguaras (36), Aguirre (53), Perone (70), Carmona (70), Nieto (83) y Sergio Sánchez (88).

Incidencias:
Partido de la 16ª jornada de LaLiga 123 disputado en La Romareda ante unos 18.000 espectadores.

Puntuaciones

Cristian: 3. Salvó dos goles en medio del caos.
Benito: 2. Luchó y mostró gallardía.
Delmás: 1. Desubicado y poco útil.
Perone: 0. Un central que no actuó como central.
Nieto: 1. Desnortado y seco.
Aguirre: 1. Duró poco más de una mitad. Un error.
Eguaras: 0. Obstaculizado por el devenir del partido.
James: 2. Se acercó en algún momento a la corrección.
Pep Biel: 1. No supo qué hacer con el balón.
Pombo: 2. Trabajó con tesón y trató de dignificar su papel.
Gual: 1. Se dejó la piel pero yerra en las decisiones.
Álvaro: 0. No es el delantero que dice ser.
Guti: 1. Presencia precipitada en un partido complejo.
Soro: 1. Poco participativo e insustancial.

por arrúa 10 (Real Zaragoza, Aire Azul)
@japbello

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR