Crónica de una muerte anunciada | De 5 en 5

A principio de temporada, en un artículo en “El Periódico de Aragón”, el periodista Sergio Pérez señalaba que Víctor Muñoz estaba sentenciado desde el comienzo por la Fundación y que sólo le podían salvar los buenos y constantes resultados. La mala relación del entrenador de las Delicias con los patronos de la Fundación, y en especial con Carlos Iribarren, era un hecho evidente. La lección de zaragocismo quedándose a entrenar a una plantilla inexistente a finales de julio, después de realizar un trabajo cuatro meses de la temporada pasada sin percibir un euro y con perspectivas ilusorias de realizar un trabajo normal, iba a servir de más bien poco para unos dirigentes que no lo querían.

Tras un comienzo de temporada dubitativo, en gran medida por la falta de compenetración de una plantilla nueva, los resultados tras la victoria en La Romareda contra el Alavés y la posterior en Palamós frente al Llagostera, y que de haberse saldado con derrotas hubiesen adelantado su destitución, comenzaron a ser positivos y una buena racha de triunfos, con un empate en Lugo, supusieron un balón de oxígeno para Víctor, que se sintió fortalecido en su situación en el club. Craso error. La espada de Damocles o la de Excalibur hace tiempo que estaba en poder de Iribarren y tenía necesidad y deseos de utilizarla.

Llegamos entonces los partidos que suponen la razón de ser de este “De 5 en 5”, y que en cuatro jornadas terminaron con la pantomima de mantener al “indeseado” Víctor Muñoz como entrenador del Real Zaragoza. El partido con el Tenerife, trasladado al lunes para evitar la huelga de los trabajadores fijos-discontinuos del Real Zaragoza afectados por un ERE, fue extraño desde su génesis y todavía más durante su desarrollo. Una lesión en el calentamiento del central Mario trastocó el equipo y no volvió a la normalidad, con un equipo roto en dos, aprovechándose el Tenerife de la fragilidad del centro del campo zaragocista para dominar esa zona y lanzar contragolpes peligrosos. Aun así existía un equilibrio en el juego y marcador hasta que llegó el señor colegiado y con dos decisiones incomprensibles, en especial en la primera, señaló dos penaltis en contra del Real Zaragoza y finiquitó el partido. Mal juego, malas decisiones de Víctor en los cambios y pésimo arbitraje. En Gijón encontramos repetido uno de los puntos que definió el partido contra el Tenerife, horrendo arbitraje. Tras una primera parte igualada, con un empate justo para los méritos de ambos equipos, una expulsión injusta de Fernández, tras una actuación digna de Óscar o Emmy por parte del gijonés Jony, y que en una liga justa supondría importante sanción para el actor, acabó con la igualdad. La segunda parte, aunque el equipo siguió mirando de frente al encuentro, no pudo superarse la debilidad en los balones aéreos, que aprovechó el Sporting para triunfar en este partido trabajo. Víctor estaba siendo rematado por los árbitros.

Eran dos derrotas y el siguiente partido contra el potente Betis. La Romareda quería ver una victoria de nuestro equipo, pero durante la primera parte, salvo chispazos de locuacidad atacante de Willian José, el Betis fue muy superior y Renella aprovechó un fallo en el golpeó de Whalley para colocar por delante al conjunto sevillano. En una segunda parte a tambor batiente, con un Real Zaragoza desatado en ataque, se consiguió un empate, tras un fantástico gol de Pedro Sánchez, y que pudo convertirse en victoria, con unas paradas geniales del decisivo guardameta del Betis, Adán. Seguía sin ganar el Real Zaragoza. Tic-tac, tic-tac, así estaba el reloj contando los minutos que le quedaban como entrenador a Víctor Muñoz. Lo de Soria contra el Numancia fue querer y no poder y tras el primer gol del equipo soriano, en su primera llegada al área, fue un ni queriendo y menos pudiendo. El peor partido del equipo, con su cara más sombría, con Víctor desacertado en los cambios y con un juego inexistente. Las declaraciones del zaragozano en la rueda de prensa eran una invitación a su cese, creo que más que conocido y esperado por él. Y así fue. Los que verdaderamente mandan en este club llamaron a un desconocido serbio, Ranko Popovic, con el que había acordado hace tiempo su llegada como entrenador, para que viniese inmediatamente a Zaragoza porque el paripé de mantener a Víctor Muñoz se acabó.

Ranko Popovic vino, vio y venció. Probablemente no se haya notado su presencia más que en algún cambio de posición, como el de Pedro (aunque Víctor ya lo colocó en el centro del campo en la segunda parte frente al Betis), pero un temprano gol, que el árbitro nos echase una mano no señalando un claro penalti de Lolo, y un muy buen juego durante la primera parte, sentenció el partido contra la Ponferradina, adornada por la obra maestra de Eldin en el cuarto gol. Pero la segunda parte el juego fue muy espeso, el conjunto leonés fue muy superior y se tuvieron los mismo problemas que con Víctor en el centro del campo, con falta de músculo. Le queda mucho camino por recorrer.

Al entrenador serbio le deseo, como se lo desea cualquier zaragocista que se precie, la mayor suerte y éxito que pueda tener, porque es el actual entrenador de nuestro Real Zaragoza. Pero por encima de todo quiero mostrar mi total desacuerdo con la forma de actuar de la Fundación 2032 con Víctor Muñoz. Si su intención era no contar con él, ¿por qué lo mantienen a finales de julio cuando entran en el poder zaragocista?, ¿por qué no aceptan el ofrecimiento de Víctor de abandonar el club sin llevarse un solo euro?, ¿por qué han estado manteniendo conversaciones conocidas por todos con otros entrenadores, entre ellos Popovic (ya a mitad de septiembre), mientras dejaban a Víctor a merced de los resultados?. Les ha faltado categoría y sensibilidad con un ícono del zaragocismo, pese a quien pese. Víctor se despidió como un señor del Real Zaragoza. En cambio se han echado detritus sobre la figura de Víctor, convirtiéndolo en el ejecutor de Larraz, cuando la verdad es que lo destituyeron (justamente, por cierto), por otro asunto mucho más oscuro y que tiene que ver con representación de jugadores.

Quedan pendientes bastantes preguntas para los próximos redactores de esta sección:

  • ¿Cuándo se anunciará el ya archiconocido acuerdo con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria?
  • ¿Paco Checa seguirá en el club a pesar de estar imputado en procesos judiciales?
  • ¿Luis Carlos Cuartero Laforga seguirá en el club a pesar de que el importe de su salario es inversamente proporcional a la (nula) calidad de su trabajo?
  • ¿Popovic cogerá con acierto las riendas del equipo?
  • ¿tendrá más oportunidades Álvaro Tierno?

Lo más importante de todo ¡Aúpa el Real Zaragoza!

Por Jeremy North

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR