Los de Huesca también saben jugar bien al fútbol

Como ya hemos afirmado en anteriores capítulos de este coleccionable, se puede asegurar que la sociedad zaragozana pionera en la práctica del nuevo sport fue el Foot-Ball Club fundado el 16 de noviembre de 1.903 por el círculo de personalidades capitaneado por José Cavero, pero surgen serias dudas a la hora de considerarlo como cierta avanzada en el ámbito autonómico o como yo prefiero calificar nacional, pues de lo que no tengo ninguna duda es de que la España que nace del matrimonio entre Fernando e Isabel, los Reyes Católicos, es fruto de la unión de dos naciones preexistentes, Castilla y la nuestra, Aragón.

Cal recordar que entre los acuerdos tomados durante la reunión constitutiva del mentado Zaragoza Foot-Ball Club del Conde de Sobradiel, se redactó un cuarto punto en el que se habla de; Tratar de la rapidez en la organización y adelanto en los juegos para ser posible y siempre que el arbitro no hayase desventajas, organizar para antes de finalizar la temporada, “match” al que sería invitado a participar el Foot-Ball Oscense, para lo cual se acordaría un premio regional para el vencedor, y que el producto de dicha entrada se destinaría a fines benéficos.

Aunque dicho partido de rivalidad, que se podría haber calificado de derbi aragonés, no llegara a disputarse, el mismo texto redactado confirma la existencia en la capital del Alto Aragón de una sociedad análoga con el nombre de Foot-Ball Oscense, rival idóneo para futuros enfrentamientos, lo que nos lleva a afirmar que el nacimiento de este deporte en Huesca es al menos coetáneo al de la capital aragonesa.

Así pues la ciudad de Huesca comparte con la capital su calidad de pionera a la hora de introducir la práctica del fútbol en Aragón, contando en el año 1909 con la Unión Deportiva Oscense, sociedad ciclista presidida por Enrique Capella que ejercitaba otros deportes como el fútbol, siendo la primera en practicarlo disputando sus encuentros hasta mediados de la década de los años diez en el Campo de la Estación.

El 10 de abril de 1910 se disputa el primer partido formal en la ciudad de Huesca en el que se enfrentan el Club Sertorius, formado por estudiantes del instituto, y El Ideal de Magisterio Oscense.

En 1911 aparecen otras entidades como el el Hibernia Foot-ball y el Huesca Sport Club, que hasta bien avanzada la década juega en el Campo de La Cabañera.

Muestra del auge que toma este deporte es un memorable encuentro disputado por el Huesca S.C. frente a la Gimnástica F.C. de Zaragoza durante las fiestas de San Lorenzo de 1913, con resultado final de 9-0 para los locales.

En el año 1915 surgen otras dos entidades, el Atlético Osca y el Stadium, que es el primer club local en utilizar los colores azul y grana en su camiseta. Antes de finalizar la década surge el Club Deportivo España, sociedad cuya indumentaria consta de camisa roja y pantalón blanco, y desde el Campo de la carretera de Apiés, pasará a ser conocido como Real Club Deportivo España tras recibir dicho título en 1925.

El 20 de septiembre de 1922 nace el Huesca Foot-ball Club, siendo su primer presidente Santos Solana Pérez y que viste de azulgrana con pantalón negro en sus partidos del Campo de La Cabañera, protagonizando una gran rivalidad con el Real C.D. España. En 1924, bajo la presidencia de Lorenzo Fuyola, se adjudicó el Campeonato de Aragón de Primera Categoría Grupo B superando a la U.S. Aragón de Zaragoza.

En 1926 los azulgranas inauguran el Campo de Villa Isabel con un partido frente al F.C. Barcelona en el que empataron a dos tantos. Este terreno de juego fue inhabilitado por la Federación Aragonesa el 29 de octubre de 1927 por un periodo de tres meses, a raíz de los graves incidentes acaecidos el 23 de octubre en un encuentro del Campeonato Regional vs el Zaragoza “tomate”, en el que, tras un pésimo arbitraje, fue agredido por la afición local el colegiado Sr. Arribas. El conjunto oscense ante tal decisión se retiró del Campeonato y de la Federación, quedando libres todos sus jugadores.

En 1929 los dos principales clubes habían desaparecido, surgiendo entonces el Club Deportivo Oscense, club que nació con fuerza y desde el Campo de Villa Isabel conquistó el Campeonato Regional de Aficionados de 1930, alcanzando la Final del estatal disputada en Madrid y en la que fue derrotado por 1-4. por el conjuto vigués Ciosvín F.C.

Al igual que su predecesor Huesca F.C., vestía elástica azulgrana y pantalón negro. En 1931 cambió su denominación a Club Deportivo Huesca y durante los años treinta llegará a participar en la Fase de Tercera División, torneo por entonces establecido para dilucidar quién asciende a Segunda División. Desde 1933 cuenta como rival con el Club Ciencia y Deportes, sociedad que emplea el Campo de Apiés hasta que en 1936 les sorprende a ambos la Guerra Civil.

Tras la derrota del legítimo régimen republicano, el C.D. Huesca reinicia sus actividades siendo acompañado por el nuevo Club Deportivo Español, quien juega en el Campo de Apiés. Ambas sociedades se fusionarían en 1940 dando lugar a la Unión Deportiva Huesca, la cual con camisa azulgrana y pantalón azul comenzó sus competiciones el Campo de Villa Isabel, pasando en 1945 al Campo de San Jorge.

Esta entidad permaneció diez temporadas en Tercera División, sumando dos campeonatos y consiguiendo debutar en Segunda División en la campaña 50/51, resistiendo en dicha categoría durante tres temporadas consecutivas hasta su triste regreso a tercera al término de la sesión 52/53.

A partir de este descenso se luchará por retornar a la división de plata recién abandonada, invirtiendo grandes sumas de dinero que no dieron los resultados apetecidos y que llevaron a consumar la desaparición del club en el verano de 1956 ante las enormes deudas acumuladas. Entre 1956 y 1960 será el modesto Agrupación Deportiva Santiago quien represente a la ciudad.

Después de varias conversaciones mantenidas por aficionados oscenses al fútbol en el famoso Bar Flor, por fin el 31 de marzo de 1960 se conseguía fundar un nuevo club presidida por Patricio Funes, la Sociedad Deportiva Huesca, entidad que viste como sus antecesores con camisa azulgrana y pantalón azul.

La primera temporada de la S.D. Huesca en competición oficial, 60/61, se saldaría con el Campeonato en Primera Regional Preferente, lo que le llevó a ascender a la Tercera División de la que se convertiría en equipo habitual, desde 1.972 en el nuevo estadio del Alcoraz.

Posteriormente el equipo de mi buen amigo José Antonio Martín “Petón” ha conseguido disputar 16 temporadas en 2ª B y por fin tras el ascenso logrado en la 2.007-2.008 ya lleva cinco en la división de plata del fútbol español.

Vaya desde estas modestas líneas zaragozistas mi más sincero deseo de que sea por muchos años más y que los nuestros sigan en primera. Continuará…

Ánchel Cortés.
Productor y Académico de Televisión
Abonado del Real Zaragoza nº 1.728.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR