S.D. Arenas; El club decano, todavía en activo

>Los lectores de esta tan zaragozista como necesaria página web, de traza especial los seguidores de esta histórica sección recordarán que en el anterior capítulo les recomendaba no dejar en el olvido a otros equipos importantes que contaron con un buen historial de resultados y con un gran apoyo popular y de aficionados; la“Deliciosa” y por desgracia desaparecida S. D. Escoriaza, a la que recordábamos en el anterior capítulo y la presente protagonista una S. D. Arenas que todavía existe hoy en día, en pleno siglo XXI, aunque su actual marco de competición se limita al torneo autonómico.

Su actividad deportiva se decantó fundamentalmente a lo largo de su historia en dos especialidades: el fútbol, protagonista de esta sección, y el atletismo, con cuya camiseta Francisco Aritmendi cruzó en primer lugar la meta del estadio dublinés de Leopardstown en 1964, convirtiéndole dicho triunfo en el único español vencedor del Cross de las Naciones, que desde 1973 pasó a ser oficializado como el Campeonato Mundial de Campo a Través de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF).

El muy popular Arenas, que adoptaría su actual denominación el 17 de febrero de 1940, nació con el nombre de Arenas Sport Club el mes de noviembre de 1927, por lo que le corresponde el honor de ser nuestro club decano, cuando un grupo de entusiastas deciden crear un equipo de fútbol, para hacer deporte los domingos y pasar unos buenos momentos de ocio.

El promotor de la idea fue D. Julian Sánchez, primer presidente y jugador arenero, acompañándole en el proyecto Mariano Orcao, Pedro García, Tomás Morales, y Ramón Camañes. Su llamativa indumentaria rojinegra y su nombre, fueron consecuencia de los éxitos por aquellos años del vizcaíno Arenas Club de Getxo, que se proclamo el año 1.919 Campeón de España de copa y fue Sub- campeón en los años 1917, 1925 y 1.927.

Durante sus primeros años, como los actuales, desarrolló su juego aspirando a conseguir el ascenso a la tercera división, manteniendo históricas rivalidades con clubes como el Amistad. Es memorable su enfrentamientoen la temporada 34-35. El partido se jugó una tarde de jueves santo en la Torre de Bruil, fue suspendido por invasión del campo, disputándose dos días mas tarde y a puerta cerrada según dispuso la federación, los aficionados areneros para poder ver el partido talaron toda la chopera durante la noche colocando una grada al otro lado de la tapia, ante el asombro de propios y extraños. Venció el Arenas por un gol a cero.

El soñado ascenso se logró en 1943, en la que destacó la rivalidad en tercera con el “delicioso” Escoriaza. Las siguientes temporadas fueron de un Arenas ya asentado como club propietario de unas dignas instalaciones deportivas, dejando atrás la inestabilidad de campos como los de la Cartuja, San Juan, Delicias o Elíseos, con un juego de gran calidad, excelentes jugadores, incluido en los 50 un juvenil Manolo Villanova, y un más que enorme apoyo social, convirtiéndose en un auténtico referente del fútbol aragonés cuyo hito fue laliguilla final de ascenso a Segunda en 1946 que no se logró ante los potentes Levante, Málaga y Valladolid, pero otro año será…

Suena el himno del Arenas y se siente el caminar de sus gentes por el obrero Barrio de San José en pos de la Victoria de su equipo.

Continuará…

Ánchel Cortés.
Productor y Académico de Televisión
Abonado del Real Zaragoza nº 1.728.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR