El retorno | La Lupa

El retorno | La Lupa

Real Zaragoza 2 – 1 Sporting Gijón

“Ocho millones de maneras de morir” es una obra del escritor Lawrence Block, especializado en el género de novela negra, en la que un detective alcohólico de la policía de Nueva York, Matt Scuder, tras errar en una redada que acaba de forma desgraciada, es apartado de la policía y entra en terapia para abandonar su adicción al alcohol. Scudder deberá enfrentarse nuevamente a la vileza de la gran urbe cuando la ingenua Kim, una prostituta que perseguía un sueño, y a la que conoce en una fiesta, es brutalmente asesinada. Entonces la vida de Scudder se volcará en la resolución de tan horrendo crimen, retornando a la investigación policiaca, aunque sea la última buena acción que haga en vida. En 1986 se realizó una adaptación de la novela para el cine, con guión de Oliver Stone, que situó la acción en Los Ángeles, y con Jeff Bridges como protagonista, muy convincente en el papel del sufrido Scudder. La vida siempre ofrece oportunidades para redimirse. El Real Zaragoza ha sido como un alcohólico durante más de una década, entró en terapia de desintoxicación hace pocos años y acaba de superar su adicción.

El partido del sábado fue de primera división. Habrá tiempo para comentar la situación actual del fútbol en España, con un batallón de equipos sin historia ni afición en la máxima categoría, que no atraen ni a los suyos y menos a los otros para visionar sus partidos, y una segunda división plena de equipos ilustres, que pagan las pésimas gestiones de sus dirigentes. Ver La Romareda llena, con una afición zaragocista volcada en apoyo a su equipo y a 2.000 aficionados del Sporting apoyando a los suyos, es un privilegio para los que estuvimos allí. Y los jugadores zaragocistas agradecieron el apoyo con una espléndida primera parte, en la que fue superior al Sporting en presión, conducción del balón y en pegada, con dos goles de Borja, uno rematando de cabeza con picardía y el segundo aprovechando una magnífica asistencia de Delmás. El equipo asturiano demostró su peligro con un par de remates a balón parado, que exigieron las intervenciones de Cristian. El partido llegó al descanso con muy buenas sensaciones, pero había que confirmarlas en el segundo acto.

Desgraciadamente no se confirmaron. El Sporting dio varios pasos adelante y aprovechó el desplome físico de varios jugadores zaragocistas, como Ros y Toquero, para dominar el juego y todas las facetas del fútbol, y acorraló al Real Zaragoza en su área, Jony, un jugador superlativo, fue un cohete por la banda de Delmás y las intervenciones de Cristian fueron de nuevo decisivas para sostener el resultado. Natxo González estuvo presto en comprender el problema del equipo y efectúo tres cambios que permitieron equilibrar física y tácticamente el partido, por lo que no se sufrió en exceso en los últimos diez minutos. Una victoria sufrida, trabajada y que supo a gloria.

Como señaló Jorge Oto en un artículo de “El Periódico de Aragón”, el Real Zaragoza ya ha empezado a ascender, aunque no lo consiga de forma efectiva. Porque tras muchos años de adicción al fracaso, la comunión entre equipo y afición se ha conseguido, ahora se siente el cariño a los colores como hacía mucho tiempo no se tenía, la sangre fluye como nunca en el cuerpo del zaragocismo. Eso es algo innegable. Y se tiene que aprovechar esta alianza para realizar los últimos esfuerzos conjuntos que nos pueden llevar a ese ascenso efectivo. Primero se debe garantizar el playoff, y para ello es vital triunfar en los partidos de La Romareda. Allí estaremos para seguir animando al equipo del escudo del león.

Por Jeremy North.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR