Lo fantástico | La Lupa

Lo fantástico | La Lupa

CD Numancia 1-2 Real Zaragoza

La historia de amor entre un extraño monstruo anfibio, capturado en el Amazonas por científicos de los Estados Unidos, y una limpiadora muda, que trabaja en un laboratorio de alto secreto y máxima seguridad del gobierno americano, en el que se encuentra encerrado ese monstruo, ha sido la ganadora de los principales premios de los “Óscar 2018”, entre ellos el de mejor película y del mejor director, el mejicano Guillermo del Toro. Es otra película de cine fantástico de Del Toro, más cercana a sus experiencias en el cine español como el “Laberinto del Fauno” o “El Espinazo del Diablo”, que a sus blockbusters americanos como “Pacific Rim” o los “Hellboy”. Y además de ser fantástica, es una preciosa historia de amor entre seres peculiares, de personas que buscan combatir la soledad, aunque en esta sociedad española tan políticamente correcta han encontrado mayores concomitancias en la película con una fábula feminista, y de apoyo a los colectivos desfavorecidos, puesto que los personajes positivos corresponden a estos sectores. En todo caso, obviando las interpretaciones interesadas, es una película preciosa de cine fantástico, que podría relacionarse con la película que en esta segunda vuelta está filmando el Real Zaragoza, muy bonita y de cine fantástico.

Tras el partido de Alcorcón, hace un mes únicamente, estábamos a dos puntos del descenso y las alarmas sonaron con fuerza, puesto que el juego zaragocista fue lamentable y no se percibía mejora en resultados. Desde entonces, tras la victoria ante el Lugo, la racha de cuatro partidos seguidos colocan a nuestro equipo a tres puntos de los puestos de promoción, pero lo más positivo es el cambio experimentado, que ha convertido a un equipo débil, que sufría frente a cualquier rival y que sólo se movía en ataque por impulsos, a un equipo fiable, consistente, semirocoso en defensa y con movimientos bien construidos en ataque. Y en segunda división son los equipos consistentes los que se posicionan arriba y los que aspiran a ascender.

El partido frente al Numancia era una prueba de fuego vital, los sorianos son un rival para alcanzar los puestos de promoción. Y se demostró que el Real Zaragoza en su versión actual puede competir con éxito en cualquier escenario, como el de los Pajaritos, y con un Numancia correoso y complicado, que percutió con insistencia en nuestra defensa, con la calidad de Marc Mateu y Milla y el oportunismo de Manu del Moral. Ser un equipo mejor que el rival, como en esta ocasión, cuando los problemas se agolpan, como las lesiones en el primer tiempo de Benito y de Buff, y poseer la personalidad suficiente para superarlos, es de gran importancia para este presente fantástico y un futuro esperanzador. Los dos goles de Pombo, una joya más de la cantera zaragocista que aparecen en los momentos de dificultad económica e institucional, nos llevaron a otra victoria decisiva.

Admito mi impaciencia y por ello estaba errado. Cuando el equipo se encontraba en posiciones escasamente favorables y su juego era deficiente no entendía tanta comprensión con el cuerpo técnico y el Director Deportivo. Ha sido un acierto mantener la confianza en ellos. Y en estos momentos estamos en una posición que permite luchar por algo imposible hace un mes, el ascenso. Vamos a seguir dentro del fútbol de género, el fantástico.

Por Jeremy North.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR