El Cuñadismo | La Lupa

El Cuñadismo | La Lupa

Real Zaragoza 1 – 2 UD Almería

Según la Fundeu (Fundación del español urgente), cuñadismo es la tendencia a opinar sobre cualquier asunto, queriendo aparentar ser más listo que los demás. Es un fenómeno netamente español, de quien aparenta saber de todo, habla sin saber, pero imponiendo su opinión o se esfuerza por mostrar a los demás lo bien que hace las cosas. Un interlocutor “cuñado”, es bipolar, si piensas algo que es diferente a su visión de la vida, eres su antítesis. En los comienzos de uso de este término, y quizás por la influencia de cómicos muy originales y mas cercanos a la izquierda, se utilizaba para definir a esa gente de derechas que arrimaba la ascua a su sardina para vilipendiar a su rival, con frases como “si te burlas del catolicismo, es porque no te atreves con los islamistas” y otras referentes a la inmigración, feminismo, etc. Pero el “cuñadismo” no conoce fronteras ideológicas, y ahora ha encontrado en la progresía un filón para extenderse. Y en nuestra querida ciudad existe una letanía que se suelta siempre que se nos ocurre a los zaragocistas protestar por el nulo interés de las instituciones aragonesas y zaragozanas para apoyar a la entidad con más asociados de Aragón, y que tienen preparada los “cuñados” progres: “el dinero público no debe servir para ayudar a una entidad privada”. Y se quedan tan anchos y seguros de su verdad absoluta. Mientras se deja morir al Real Zaragoza.

La derrota del domingo fue muy dolorosa. Por inesperada, por patética…Se concentraron los dos peores defectos del equipo, su improductividad atacante y su ineptitud defensiva, y en sus mayores dosis. El dominio de la primera parte y la infinidad de llegadas al área de Rene fueron estériles, porque nuestros atacantes no sólo tienen la pólvora mojada, sino el cerebro obtuso, y toman siempre las peores decisiones en el momento más inoportuno. Dominar de forma tan improductiva empieza a ser marca indeleble de la etapa de Víctor Fernández. Un duro y ordenado Almería consiguió en dos contrataques poner en peligro la portería de Cristian, enseñando las garras con más uñas que cualquiera de los infantiles remates de Álvaro o Pombo.

En la reanudación, los zaragocistas siguieron dominando, pero con menor claridad atacante, y apareció entonces el defecto “ineptitud defensiva”, puesto que dos balones parados significaron sendos goles andaluces, con la “special guest star” de Lasure en el primero y sobre todo del divertido Verdasca en el segundo y definitivo gol. Me cuesta expresar el disgusto y desespero que sufro tras comprobar como se repite una y otra vez el desastre defensivo en el juego aéreo, que resulta inofensivo en nuestro ataque y letal para nuestra retaguardia. Es muy cansino e insufrible.

La temporada no ha terminado. Estamos aún bastante lejos de la tranquilidad de la salvación y los partidos próximos tienen que definir el destino del equipo. Solo así sabremos lo que nos espera esta temporada y en el mejor de los casos es que sigamos camino de la séptima temporada en segunda división, y mientras permanezcan las circunstancias de enormes estrecheces presupuestarias seguiremos penando en este calvario interminable.

Para acabar con esta situación se necesitan ayudas internas y externas. Y a vueltas con el “cuñadismo”, ese que antepone derechos sociales ya instaurados y cualquier otro motivo políticamente correcto a proporcionar ayuda institucional a la entidad más importante de Aragón y con mayor número de asociados, mi opinión es que me parece lamentable que el Real Zaragoza, independientemente de la horrenda gestión pasada y de la escasa empatía de la dirección actual, no reciba ni una mísera consideración de las instituciones aragonesas y zaragozanas, cuando un Real Zaragoza en primera división sería el mejor embajador de Aragón en España y en Europa, conociendo la capacidad del deporte para trasladar una ciudad al ámbito turístico a partir de su equipo de futbol. Esa ayuda institucional servirá, pero debe ir anclada inexcusablemente a la entrada de nuevos accionistas con dinero fresco. Lo que no se puede continuar es malviviendo en segunda división, es la muerte futura de nuestro Real Zaragoza.

Por Jeremy North.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR