¡Gracias Víctor! | La Lupa

¡Gracias Víctor! | La Lupa

Real Zaragoza 4 – 2 R Sporting Gijón

El Real Zaragoza logró una victoria clave el pasado viernes ante el Sporting de Gijón, que le deja a un solo punto de la permanencia matemática, lo que permitiría saldar una temporada calamitosa evitando males mayores.

El cuadro blanquillo se sobrepuso a dos errores defensivos intolerables en el máximo nivel. Lo hizo sobre la base del juego ofensivo, atrevido y dinámico, con un importante despliegue físico y mucha ambición. En uno de los mejores partidos de la temporada, el Real Zaragoza por fin hizo disfrutar a su afición en un partido como local.

Tras mucho sufrimiento, todo el zaragocismo respira un poco más aliviado. Sin embargo, todavía produce miedo pensar qué podría haber sucedido si no se hubiese intervenido a tiempo en diciembre. Si existe un responsable máximo de la salvación de un equipo que olía a muerto, ese es sin duda Víctor Fernández.

Desde su llegada, Víctor Fernández ha acertado tanto en su trabajo dentro del vestuario como de puertas hacia afuera. Su presencia ha conseguido aunar esfuerzos de cara a lograr la permanencia y ha logrado exprimir aquello que tenía en la plantilla para lograr la salvación.

Muchos han sido sus aciertos tácticos con una plantilla limitada. En primer lugar fue dejar atrás experimentos de la época de Alcaraz, con muchos jugadores fuera de su posición natural con la consecuente merma en el rendimiento. Junto con ello, se dejó atrás una fase en la que se apostaba por planteamientos rácanos y timoratos para abrazar lo que ha sido siempre la identidad de este club: juego ofensivo con buen trato al balón.

El manejo de las expectativas ha sido también clave en no perder la perspectiva. En todas sus comparecencias ha transmitido la dureza que estaba por venir para mantener la categoría, incluso en fases donde la buena racha de resultados invitaba a un optimismo infundado en el que se habló de posibilidades de playoff.

El mérito del trabajo de Víctor es enorme, pero se acrecienta si tenemos en cuenta la terrible situación en la que se hace cargo del equipo. Su decisión de exponerse a tal reto, sin nada que ganar y mucho prestigio que perder, no puede entenderse sin recurrir a un profundo sentimiento zaragocista. En la rueda de prensa tras el partido, volvió a insistir en la idea de que nunca podría devolver al Real Zaragoza lo que éste le había dado. Tras lo hecho esta temporada, esa deuda está más que salvada.

Tras anotar el equipo blanquillo el cuarto gol, de manera espontánea la afición zaragocista hizo patente todo su cariño y agradecimiento a Víctor Fernández, pidiendo que se quede. Fue una reacción de justicia, no tan habitual en el mundo del fútbol y menos con el de casa.

Sin duda, la mejor opción para edificar el proyecto de la temporada que viene es Víctor Fernández. Será muy difícil encontrar un entrenador de igual o mejor nivel, con el mismo conocimiento del club y el entorno y que además dispone de conocimiento de primera mano de la plantilla actual, garantizando continuidad. El balón está en el tejado de la directiva, que deberá decidir si quiere realizar un esfuerzo y escuchar lo que la afición le pide, o arriesgarse con otras opciones de menores garantías.

Continúe o no en el Real Zaragoza, lo que es seguro es que entre la afición zaragocista el grito será unánime: ¡Gracias Víctor!

Por Kicooper.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR