Hora de pedir responsabilidades

Hora de pedir responsabilidades

Hora de pedir responsabilidades

La derrota ante el Cádiz coloca al Real Zaragoza en una situación crítica porque, nuevamente, es muy probable que el equipo zaragocista termine la jornada ocupando puestos de descenso a segunda división B. Habrá que ver si esto sucede (cosa que como digo es muy probable) y ver en qué posición se finaliza la jornada.

El Real Zaragoza ha conseguido 15 puntos en 16 jornadas disputadas. Eso se traduce en que el equipo tiene una media de menos de un punto por jornada. 15 puntos conseguidos en más de un tercio de competición disputada para un equipo teóricamente destinado a luchar por el ascenso a primera división. Demencial.

El Real Zaragoza ha ganado 3 partidos de 16 habiendo conseguido una sola victoria en su estadio en la primera jornada liguera (han pasado más de tres meses de aquello). Un equipo como el Real Zaragoza, que en teoría es un equipo que tiene más problemas cuando juega fuera de casa, ha ganado un solo partido en casa en más de un tercio de competición disputada. Nuevamente debo de emplear la palabra demencial.

El Real Zaragoza se va de cabeza a segunda división B. El pésimo registro de puntos conseguido hasta la fecha (15 puntos en 16 partidos) se traduce en que el equipo zaragocista esta, a día de hoy, mucho más cerca del descenso que del ascenso. Lo peor de todo es que, a la vista del juego de este equipo en 16 partidos, hay pocos indicios para la esperanza.

En este momento tan crítico es hora de pedir responsabilidades. Esto no se puede permitir. No puede permitirse que el Real Zaragoza estuviese a punto de ascender la temporada pasada y seis meses después el equipo este en caída libre. Y menos admisible es cuando este año el Real Zaragoza ha alcanzado 27000 abonados registrándose, en la sexta temporada consecutiva del equipo en segunda división, una cifra que no se ha conseguido en muchísimos años en primera división.

Obviamente en esta situación no hay un único responsable si no que las tres partes (directiva/dirección deportiva, entrenador y plantilla), en mayor o menor medida, son responsables de ello.

En primer lugar me voy a la cabeza de este asunto: la directiva y la dirección deportiva. Ellos, como responsables del club, tienen que por lo menos dar la cara, dar explicaciones y tomar medidas. Porque como digo el Real Zaragoza se va directo a segunda división B y creo que lo mínimo que se puede hacer es dar la cara.

El crédito de Lalo Arantegui como director deportivo se está agotando a pasos agigantados. Tras un muy buen trabajo realizado la pasada temporada el fracaso que está siendo hasta la fecha la presente campaña está tirando por tierra el buen trabajo realizado por el director deportivo.

En defensa de Lalo Arantegui he de decir que ha hecho cosas que considero lógicas y que yo en su lugar hubiese hecho. Se apostó con toda lógica y criterio por mantener un bloque de jugadores y un sistema de juego que dio buenos resultados en la temporada anterior. Se apostó no por buscar a un entrenador en concreto si por buscar un entrenador que pudiese continuar con el trabajo que dejó Natxo González eligiéndose de forma errónea en primer lugar a Imanol Idiakez para este cometido. Pero, pese al error que supuso traer a Idiakez, considero que fue una decisión lógica.

Ahora bien, como digo alguien de la directiva o de la dirección deportiva debe, como mínimo, dar la cara.

En segundo lugar el mal trabajo de los dos entrenadores que han ocupado el banquillo en lo que se lleva de temporada. Idiakez fue el primero en llegar y fue un fracaso rotundo. En ningún momento funcionó como entrenador pese a que la idea de traerlo tiene su lógica tal y como he indicado anteriormente y pese a que era el técnico que más fácil lo ha tenido en mucho tiempo al encontrarse a un equipo ya hecho y que había dado buenos resultados. Pero fue un error. A su mal trabajo en el césped se le unió la pésima preparación deportiva que se ha traducido en un equipo lastrado por las lesiones y muy mal preparado desde el punto de vista físico.

Lucas Alcaraz fue el elegido para revertir esta situación y, o mucho empiezan a cambiar las cosas, o puede ser el segundo técnico cesado antes de que termine el 2018. Porque el entrenador granadino no consigue hacerse con el equipo pese a plantear diferentes cambios de estrategia y de jugadores. Una labor que está dejando mucho que dejando mucho que desear y que puede acabar con el cese de Lucas Alcaraz en las próximas jornadas.

Por último y para mi principal responsable de esta situación: la plantilla.

Por primera vez en muchos años se ha mantenido el bloque. Un bloque que, a excepción de la notable baja de Borja Iglesias, estuvo a punto de ascender la temporada pasada. Y como estuvieron a punto de ascender no trago con excusas de mal pagador de que este equipo no tiene calidad. Porque la baja de Borja Iglesias es notable pero no es razón para que el equipo se haya venido abajo.

La mayoría de los jugadores que estuvieron a punto de ascender la temporada pasada y que, de haber durado un mes más la competición, hubiesen conseguido el ascenso de forma directa ahora son los que se arrastran por el césped.

¿Qué ha pasado en estos seis meses para que el equipo haya pasado de un extremo a otro? No tengo la menor idea. Ha pasado algo pero no se el que. Pero independientemente de lo que haya pasado o dejado de pasar este equipo ha demostrado tener el nivel como para ascender. Por tanto ahora no me sirve ninguna excusa ni ninguna razón para aceptar esta situación. Porque este bloque de jugadores ha demostrado tener la calidad suficiente como para rozar el ascenso así que por esa razón se les debe exigir con toda contundencia posible compromiso y trabajo. Lo que se hizo el año pasado no fue de casualidad si no fruto del buen trabajo realizado. Por esa razón se les debe de apoyar para intentar salir de esta situación y, sobre todo y ante todo, exigir que empiecen a trabajar de una santa vez como lo hicieron la temporada pasada.

Como digo la situación es crítica. El Real Zaragoza se va de cabeza a segunda división B, o lo que es lo mismo, a la desaparición. Cada jornada que pasa la situación se va volviendo aún peor y, o se toman medidas urgentes, o el panorama para el Real Zaragoza se presenta muy negro.

Por Cuñao

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR