Real Zaragoza – Albacete Balompié | La Previa

Real Zaragoza – Albacete Balompié | La Previa

Sábado 16 de febrero, 18:00

El Real Zaragoza evidenció en Lugo muestras de avances en la mejoría que ha experimentado el equipo tras la llegada de Victor Fernandez. El encuentro en tierras gallegas se tradujo en un paso más en esa mejoría.

Comentaba en mi anterior artículo el Real Zaragoza era un equipo que en estos últimos encuentros estaba dando sensaciones dispares. Por un lado se veía a un equipo que en su juego se parecía mucho al conjunto que rozó el año pasado y por otro esa impresión con mucha parte de objetividad se veía truncada cuando este equipo no terminaba de alcanzar ese punto óptimo de forma.

El conjunto del año pasado, en el mismo partido, se veía muy cerca y a la vez muy lejos.

El Real Zaragoza llegaba a Lugo para disputar su correspondiente encuentro en el Antxo Carro. Un estadio que históricamente se había convertido en poco menos que una bestia negra para el cuadro blanquillo ya que nunca se había conseguido una victoria allí. Una victoria que, dado lo apretado de la clasificación, era sumamente necesaria por la cercanía clasificatoria del CD Lugo.

El encuentro en su primera parte fue una representación de lo que ya habíamos visto en otras ocasiones esta temporada. Un equipo que empezó muy bien el partido con unos buenos primeros diez minutos pero que fue perdiendo terreno y terminó el encuentro con una desventaja en el marcador tras haber fallado un penalti.

En la segunda parte el Real Zaragoza dio la vuelta al partido y al resultado. En un encuentro que parecía condenado a la derrota (o al empate) del equipo entrenado por Víctor Fernández la magistral actuación de un Cristian Álvarez que está demostrando ser junto con Roberto el mejor portero de la última década y un equipo que se vino arriba y consiguió darle la victoria al conjunto zaragocista.

El 1-2 conseguido en el Antxo Carro es más que los tres puntos obtenidos por la victoria. Es una nueva victoria a nivel moral ya que el equipo consiguió ganar en un estadio complicado donde nunca antes había ganado, ante un rival complicado en su estadio y en un partido que se puso en contra del conjunto aragonés.

El Real Zaragoza superó con buena nota este exigente examen. Esa debe de ser la actitud tanto en lo desarrollado en el terreno de juego como en vista de cómo se deben de afrontar cada los encuentros. Cada partido es una final y es donde el equipo debe de focalizar sus esfuerzos aunque, como es lógico en una competición liguera, siempre debe de mirar más allá.

El cuadro zaragocista continua con buen pie en su lucha por escapar de la parte baja de la clasificación. Cada jornada que pasa el Real Zaragoza se aleja cada vez más de los puestos de descenso y se acerca, poco a poco, a los puestos de play off.

A día de hoy el Real Zaragoza se encuentra siete puntos por encima del Extremadura que es el equipo que cierra el descenso y a 9 puntos del Real Oviedo que cierra el play off como sexto clasificado. Prácticamente el Real Zaragoza se encuentra a la misma distancia de ambas posiciones.

El equipo debe de continuar con esta dinámica. Este objetivo marcado hace mucho y que es un objetivo lógico es el que debe de continuar este equipo. Después se verá si se llega o no. Pero debe de seguir.

Como he dicho al inicio del artículo este equipo en muchos momentos recuerda al equipo del año pasado. Y en el terreno de juego se muestra como tal en muchos momentos. Pero siguen habiendo muchos aspectos de este equipo que lo alejan del cuadro entrenado por Natxo Gonzalez. Demasiadas sensaciones encontradas transmite este equipo.

El rival de esta semana es el líder de la categoría, el Albacete. El cuadro manchego llega a La Romareda siendo el equipo revolución de esta temporada. Un equipo que durante muchos años se ha movido en la parte media/baja de la clasificación este año ha dado un importante golpe en la mesa y desde el inicio de la temporada se ha situado en la parte alta de la clasificación.

Los ingredientes de esta receta mágica por así llamarlo han sido una acertada política de la dirección deportiva. Los dirigentes albaceteños han sabido conjugar muy bien sus piezas y jugar muy bien las bazas que han tenido. Eso ha sido lo que se está traduciendo en la clasificación.

El Albacete llega a La Romareda habiendo cosechado dos victorias consecutivas que, a efectos prácticos, son tres al sumar los tres puntos adjudicados en su partido correspondiente ante el Reus. Unos números que demuestran a las claras la firmeza del conjunto manchego.

El Albacete también necesita ganar. La parte alta de la clasificación se encuentra igual de apretada y el Albacete necesita igualmente la victoria ya que, de caer derrotado, podría caer no solo del liderato si no de los puestos de ascenso directo.

Así pues nos encontramos con un encuentro en el que ambos conjuntos se juegan mucho. El Albacete necesita ganar para mantener el liderato y el Real Zaragoza, más relajado por su posición clasificatoria, se enfrenta ante este importante examen con el objetivo de ganar para seguir sumando puntos de cara a la consecución de su objetivo.

Por Cuñao

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR