¿Está bien cesado Marcelino?

¿Está bien cesado Marcelino?

NO. Opinión de Zaraguayista

La temporada pasada Numancia, Betis y Recre acabaron en segunda tras destituir a sus técnicos. La temporada anterior a Murcia y Levente les sucedió lo mismo y todos recordamos el rocambolesco baile de entrenadores que dio con los huesos del Zaragoza en segunda.

A menudo la sustitución de un entrenador solo sirve para tranquilizar las conciencias de otros estamentos del club que obran desde posiciones de mayor fuerza. El técnico es un personaje solitario, a mitad de camino entre la plantilla y la estructura burocrática del club. Echar a un técnico es la “solución” recurrente y carente de imaginación. Son tantos los clubes que recurren a ella, que por pura ley matemática a algunos les sale bien, y les sirve para acallar el descontento de la afición.

Pero en el caso de Marcelino concurren circunstancias especiales, su labor contaba con el respaldo de la afición, que lo consideraba un técnico capaz. El día del ascenso Marcelino condicionó su continuidad al frente del equipo, por tanto hay que suponer que sus pretensiones fueron aceptadas, entre ellas su intención de no contar con Paredes, Pulido, Songo’o e Hidalgo. La mala planificación, las promesas incumplidas y las lesiones le obligaron a dar marcha atrás y contar por necesidad con unos futbolistas a los que el club no supo dar salida en su momento y traer a otros. A Marcelino se le ha cesado sin considerar si esa decisión era lo mejor para el futuro del equipo. La plantilla es peor que la que descendió hace dos temporadas. El gasto del finiquito de Marcelino y la nómina del nuevo entrenador hubieran podido invertirse en reforzar la plantilla. Si había un técnico capaz de construir un equipo con estos mimbres era Marcelino.

SI. Opinión de Poyet11

Es evidente que cualquier entrenador que acumulase tantos resultados negativos como Marcelino sería cesado de manera fulminante. Él mismo lo reconoció así. El entrenador siempre tiene su cuota de responsabilidad y si cobras una millonada será que eres capaz de dar soluciones. Marcelino no supo corregir el problema de la defensa.

Cierto que no tenía buenos jugadores en esa línea, pero también que rechazó elementos mejores que su gran empeño Pablo Amo, jugador acabado. Entonces le faltó valor para confiar en que Laguardia se convirtiera en otro Goni y confió en otro exjugador como Ayala. Y cuando Goni volvió y fue el mejor, le faltó tiempo para quitarlo. Además, de todos es sabido que despreciaba la creación de juego en el medio campo. Tenía dos jugadores de calidad como Jorge López y Herrera relegados a las bandas, cuando quizá hubieran dado más en posiciones centrales más naturales para ellos, ya fuera en el centro o la media punta. Y por mucho que critiquemos a Agapito, cualquier entrenador que haga las declaraciones que hizo él antes del partido contra Osasuna, sería cesado.

Ahora bien, cómo lo habrá hecho de mal la Directiva en todos los frentes para que, a pesar de estas y otras razones, la afición viera todavía a Marcelino como el único clavo ardiendo al que agarrarse para evitar el desastre de un nuevo descenso.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies