¿Sómos una buena afición?

¿Sómos una buena afición?

NO. Opinión de Punkarra

Lamentablemente creo que no, somos, en líneas generales, una mala afición. Acudimos en masa al estadio y siempre acompañamos al equipo, cierto. Pero no somos una buena afición. Una buena afición es la que presiona al señor colegiado, la que pita al equipo rival, la que alienta cuando los suyos más lo necesitan y no cuando sopla el viento a favor. En la última década, y más desde el tristemente famoso “Rojo vete ya” de aquel penalti de Acuña, la afición del Real Zaragoza parece ni sentir ni padecer salvo algunos conatos de ira o euforia que se cuentan con los dedos de una mano.

En La Romareda apenas animan, a lo sumo, 1.500 personas. Y la inmensa mayoría forman parte de Colectivo 1932 y Ligallo Fondo Norte. Cuando un equipo está jugando mal su afición puede ayudarle, hacerle salir del bache y auparle hacia el triunfo. Aquí eso no se hace, salvo cuando se está arriba o se va ganando 3-0. Es lógico que se proteste cuando el equipo está haciendo el ridículo, pero no cuando un partido está igualado. Entonces es cuando hay que apoyar, para que el equipo rival se ‘acogote’. Acabo con una frase de Gustavo Poyet, que algo sabrá de aficiones: “Cualquier jugador de fuera de Zaragoza desea venir a jugar aquí, porque es un campo precioso, la gente no presiona, los árbitros no tienen ningún tipo de problema…”. Qué pena.

SI. Opinión de Piko’04

Con toda la que está cayendo, viendo el juego del equipo, los vaivenes y titubeos del entrenador y las cada vez mas sorprendentes actuaciones de la directiva, seguir metiendo a 25000 personas Domingo tras Domingo en La Romareda podría ser un argumento más que suficiente para decir que si, somos una buena afición. Una afición acostumbrada a vivir grandes tardes de fútbol no sirve para considerarse «ejemplar», eso es lo sencillo, pero es que además, la zaragocista hizo temblar a la afición «gunner» en el Parque de Los Principes de París, mandó callar a unos gallegos vestidos de celeste que les doblaban en numero en La Cartuja de Sevilla, y no se dejó intimidar por la del mismisimo Real Madrid y llevó a su equipo en volandas para levantar una Copa del Rey en la montaña magica de Montjuic.

Todos esos tiempos desgraciadamente quedan muy lejos, y ahora esas grandes tardes suenan a tiempos en blanco y negro, pero nosotros, los zaragocistas de corazón, siempre estamos ahi. Estuvimos en aquella promoción con el Murcia, estuvimos llorando el año del anterior descenso en Villareal, estuvimos presentes en Leganés, estuvimos hace dos años apoyando a los nuestros en Valladolid o Getafe, invadimos Montjuic, llenamos Domingo trás Domingo La Romareda, con pasión, con ilusión de despertar de ese mal sueño que estabamos viviendo, y cuando no conseguimos despertarnos de él, invadimos Salamanca, Eibar, Anoeta o Castellón. El día del Cordoba, en casa, demostramos de sobras que no somos mala afición para nada y este año, pese a todo, seguimos apoyando al Real Zaragoza, eso si, con mucha más frialdad que otros años.

Pero que nadie dude, que cuando el equipo nos necesite, cuando les falten las fuerzas para el ultimo sprint, el ultimo centimetro para llegar a rematar ese balón o para parar ese penalti, ahi estaremos nosotros, para ayudar a Pennant a alcanzar esa bola que se pierde por la linea de fondo, para ayudar a Lopez Vallejo para parar ese penalti en el descuento o para ayudar a Arizmendi a rematar ese centro de Jorge Lopez a la red. Nos necesitan, y allí estaremos.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies