¿Victor Fernández es un buen entrenador?

¿Victor Fernández es un buen entrenador?

NO. Opinión de Gualterio Malatesta

Víctor Fernández está sobrevalorado. Es una de esas vanas leyendas forjadas a partir de una árida realidad de injustificable preeminencia. Pero es que Víctor está tocado con el don de la fascinación. Domina el arte de la retórica, el insustancial adorno lingüístico, que le hace supuesto conocedor de todo y especialista en nada, en el rey de la higienización, de los desdoblamientos, del “trescuartocanchismo” y de la media apuntada para reequilibrar los vectores del rendimiento exponencial y las acciones explosivas frente a los balones divididos. Pero eso no significa nada, es vacua palabrería y no aporta nada nuevo.

La realidad es que es un mal gestor de equipos, un entrenador anclado en tácticas pretéritas condenadas al fracaso más pronto que tarde, un desconocedor de la realidad del fútbol actual que esconde su balompédica estulticia en florida verborrea lingüística, es cómo el caballo de Atila, arrasa los vestuarios que recorre y acaba enfrentado con su propia plantilla. Nunca alguien con tan poco talento pudo llegar a tanto. Víctor es un fraude que debe su éxito a la mítica “Quinta de París” y que ni ha hecho ni hará nunca nada más.

Créeme, querido Auseti, lo mejor para todos es que siga de comentarista, porque al menos, podemos quitar el volumen.

SI. Opinión de auseti

Desde luego que lo es. En el fútbol actual nos dejamos llevar demasiado por el presente, lo que nos conduce a olvidar e incluso desmerecer hechos anteriores. Me parece que dudar de la capacidad de un profesional que lleva más de 500 partidos dirigidos en 1ª, es un poco inconsistente, querido Malatesta. Si tan malo fuese, habría entrenado un par de temporadas, a lo sumo, ya que nadie habría confiado en él. No creo que a un entrenador que desde la temporada 1990-1991 hasta la actual sólo se ha ausentado de los banquillos 2 temporadas se le pueda considerar un inútil o un pseudodemágogo de la palabra.

Víctor Fernández Braulio ha sido Campeón de la Recopa, Campeón de Copa, Campeón de la Intercontinental y de la Supercopa de Portugal y ha ganado una Intertoto, y ha sido dos veces subcampeón de Copa en España. En Zaragoza y en Vigo sus equipos marcaron una época, tanto en estética como en resultados.

Se puede aducir que el año del descenso no manejó convenientemente la plantilla, pero tampoco contó con el respaldo del dueño en asuntos vitales, por ejemplo, el affaire D´Alessandro. Pero la gran responsabilidad del descenso recae en la actuación individualizada de los defensas aquella temporada.

Por mi parte, no puedo dejar de desearle lo mejor, y nunca olvidaré cada minuto mágico de fútbol que aquél equipo maravilloso nos regaló durante los años 93, 94 y 95. Y en el banquillo de aquél Real Zaragoza se sentaba Víctor, un aragonés, un zaragozano y un zaragocista.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies