Almería 2 – 1 Real Zaragoza | Crónica

Almería 2 – 1 Real Zaragoza | Crónica

Velas negras

De nuevo velas negras se dibujan en el horizonte zaragocista. De nuevo malas nuevas tras un viaje estéril. De nuevo el desastre se ha instalado en el universo blanco y azul tras un partido fantoche que nos avergüenza y nos hunde en el dolor inmerecido. Un equipo destruido por la impericia de unos jugadores cuyo desprecio a una historia legendaria no merece ni una línea. Ni siquiera un reproche. No mostraron ser dignos de esta camiseta después de arrastrar por el césped del estadio almeriense la vergüenza de una afición que ya no sabe en qué creer. Ni siquiera si tiene algo en que creer.

Lluis Carrera dibujó una alineación muy novedosa, con la inclusión de Manu Herrera por Bono como detalle más sorprendente. No es muy habitual cambiar a un portero sin razones legales o médicas, ni siquiera después de una actuación tan floja como la del marroquí ante el Mirandés, aunque no fue la única sorpresa del catalán. Tiró de Tarsi y Campins para completar el equipo y siguió confiando tanto en Dorca como en Hinestroza, dos jugadores que deben dar un paso al lado para permitir la participación de otros muchachos que aporten algo más que la torpeza y el desatino a que nos han acostumbrado el catalán y el colombiano. Esos fueron sus argumentos para afrontar un choque vital ante un rival, el Almería, que tan solo había ganado un partido de los últimos diecinueve.

Desde el inicio la mañana se tiñó de rojiblanco. El equipo aragonés planteó una propuesta centrada en aguantar atrás y procurar que algún balón llegase, por arte de birlibirloque, a las botas de Dongou o Ángel, los dos adelantados que disfrutaron de un sol mediterráneo a falta de oportunidades para acercarse a los dominios de Casto. El control del juego era local y en cualquier jugada disputada se veía que solo un equipo estaba dispuesto a buscar la victoria. La flaccidez del centro del campo y la ineptitud para gobernar las transiciones en las bandas, con Hinestroza y Pedro de nuevo a mil kilómetros de lo que se espera de ellos, propiciaba que el Almería buscase una y otra vez la banda de Campins, sobre todo con incursiones a cargo de Dubarbier.

Manu Herrera no tuvo grandes problemas durante la primera parte, pues los delanteros andaluces no encontraron caminos hacia la puerta. Sí tuvo, sin embargo, una buena ocasión el Real Zaragoza al filo del descanso cuando Dongou le sirvió un buen balón a Pedro. Este dribló hábilmente y se plantó solo ante Casto, pero su chut fue detenido certeramente por el portero del Almería. Fue una muy buena ocasión desperdiciada.

En la segunda parte el Real Zaragoza dio un paso adelante y se hizo con el gobierno del balón. Esto, que parecía una buena noticia, se convirtió en su tumba, pues el Almería aprovechó que el equipo zaragozano dejó su espalda muy desprotegida para propiciar sendos secos latigazos que convirtió en gol a botas de Chuli. En apenas seis minutos consiguió dos tantos que rompieron definitivamente la paupérrima idea futbolística zaragocista. El partido murió en apenas cuatrocientos segundos, como si de los cuatrocientos golpes de Truffaut se tratase y ahí Carreras no encontró la solución. O la encontró demasiado tarde. Sacó a Diamanka y a Sergio Gil en lugar de un apagadísimo Dorca y un aislado Dongou. El partido se agitó y entonces llegaron algunas ocasiones. Una de ellas, a cargo de nuevo de Pedro, volvió a abortarla Casto. La segunda la disfrutó Ángel, que tras un centro de Rico convirtió el gol de la mínima dignidad. Fueron, sin duda, los mejores minutos, justo cuando en el campo hubo dos jugadores que supieron manejar con cierto criterio el juego. Sin embargo, ya no había tiempo para casi nada, por lo que el match se cerró con una nueva derrota que deja al equipo muy tocado, al entrenador muy descolocado, al cuerpo técnico obligado a buscar soluciones y a la afición desesperada por una situación que ya no puede deteriorarse más. Si así fuera estaríamos hablando de algo cuyo nombre nadie quiere pronunciar.

A estas horas el club trabaja a destajo para incorporar a la plantilla jugadores que contribuyan a la refundación del equipo y tratar de elevar el nivel de un grupo que ahora mismo solo transmite señales de abismo y negrura. Como esas velas de las que hablábamos al principio de esta crónica. Toca, pues, esperar a que amanezca para tratar de encontrar el camino que nos devuelva a casa. A Primera.

Ficha técnica

UD Almería:
Casto; Ximo Navarro, Saveljich, Morcillo, Dubarbier; Quique González, Fatau (Lolo Reyes, m. 72), José Ángel, Iago Díaz; Chuli (Pozo, m. 82) y Kalu Uche (Antonio Puertas, m. 58).

R. Zaragoza:
Manu Herrera; Campins, Vallejo, Mario, Rico; Pedro, Tarsi (José Ortiz, m. 79), Dorca (Sergio Gil, m. 62), Hinestroza; Ángel, Dongou (Diamanka, m. 66).

Goles:
1-0, m. 54: Chuli. 2-0, m. 60: Chuli. 2-1, m. 84: Ángel.

Árbitro:
Sagués Oscoz, del colegio vasco. Amonestó a Sebastián Dubarbier (m. 46), Lolo Reyes (m. 72), Chuli (m. 90), de la UD Almería, y a Manu Herrera (m. 44), Dorca (m. 55), Tarsi (m. 66) y Campins (m. 90), del Real Zaragoza.

Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga Adelante disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 7.794 espectadores.

Puntuaciones

Manu Herrera: 2. Discreto partido. En los goles, poco pudo hacer.
Campins: 1. Descolocado y falto de ritmo.
Vallejo: 3. Su coraje y compromiso merecen nuestra admiración. Lo peor, su lesión.
Mario: 1. Lento y torpe. Como su discurso.
Rico: 3. Luchador y valiente.
Dorca: 0. Llega tarde a todos los balones.
Tarsi: 2. Trabajador y voluntarioso.
Pedro: 1. Tuvo destellos, pero estuvo irregular y fallón.
Hinestroza: 0. Lamentable actuación.
Dongou: 1. Desasistido. Aun así, trabajó con valor.
Ángel: 2. Cada día aporta más. Goleó.
Diamanka: 2. Aportó ritmo y cierta audacia.
Sergio Gil: 3. Una vez más, nos regaló el poco fútbol que hay en el equipo.
Jorge Ortí: S.C.

por arrúa 10 (Real Zaragoza, Aire Azul)
@japbello

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies