FC Barcelona B 0 – 2 Real Zaragoza | Crónica

FC Barcelona B 0 – 2 Real Zaragoza | Crónica

Más lejos, siempre más lejos

Cuando un equipo afronta un partido con tan solo dos titulares habituales y aun así lo resuelve con autoridad, quiere decir que es una escuadra con garantías. Cuando un equipo falla dos penaltis y aún así vence con holgura, quiere decir que es un grupo en el que se puede confiar. Y cuando un equipo necesita que se den otros resultados para que su clasificación sea la soñada y se producen todos y cada uno de ellos, quiere decir que esa imperceptible luz que acompaña a los ganadores ilumina su camino.

Esas tres circunstancias adornan al Real Zaragoza. El equipo de Natxo es hoy mismo el peor enemigo para los otros tres merecidos integrantes de ese club de afortunados contendientes que sueñan con la gloria. Nadie lo quiere enfrente, estoy seguro, y a nadie le acomoda tener que jugarse con él el ascenso y, además, con la vuelta en la Romareda. Porque si lo que ayer se vio sobre el césped es la versión “B”, no quieran saber nuestros enemigos lo que será la versión “A”.

No es que jugase ayer un partido impecable, pero sí solvente. Sin errores, sin concesiones, solucionando los problemas que el rival le planteaba y aportando ideas para lograr la victoria. No fue el partido de un equipo bonito; fue el partido de un equipo maduro.

De eso mismo habló Natxo en la rueda de prensa previa. Según él el Zaragoza es un equipo hecho, construido cuando juega en la Basílica, arropado por su indesmayable afición, pero no lo es todavía cuando lo hace lejos. Pues bien, ayer sus jugadores menos habituales le dijeron que eso parece ser ya un problema relativamente solventado. Con tesón, juego colaborativo y corrección supo imponerse a un Barça B desmantelado anímicamente pero con suficiente calidad en algunos jugadores como para amargarle los planes a los aragoneses.

El partido en la primera parte fue poco atractivo y sin calidad, con mayor presencia del Barça B en el área de Ratón que del Zaragoza ante Ezkieta, pero aunque sin calidad hay que reconocer que los de Natxo mostraron implicación y empeño. Ratón paró lo que le llegó, en una ocasión magistralmente;  Grippo y Perone se empeñaron en despejarlo todo, a veces con modales toscos, Benito cumplió y Ángel estuvo decoroso. Febas fue, por fin, ese jugador dinámico e inquietante que incluso lograría en la segunda parte un gol que le ayuda a integrarse en la causa. A Buff le costó entrar en el partido y Toquero nos dio lo de siempre: esfuerzo y garra. Dejo para el final a Vinicius, el inédito delantero que ayer, por fin logró su primer gol de la temporada que sirvió para abrir el marcador y el sendero a la victoria.

Cuando el brasileño logró el primer gol el zaragocismo pudo confirmar que, en efecto, nuestro equipo ahora mismo galopa sobre la amable grupa del éxito. Con poco logró mucho. Las sensaciones que transmite son de certeza y fiabilidad. Es algo que no se puede comprobar empíricamente, pero el corazón lo siente y el estómago lo confirma. Se veía sobre el césped un equipo que poco a poco fue compactándose y siendo protagonista de sus acciones.

La segunda parte comenzó con un Barcelona lanzado, muy activado y apretando bien las costuras defensivas del Zaragoza. Dispuso de varias ocasiones que no consiguió concretar, bien por errores propios, bien por el acierto defensivo o del portero. Y aquí hacemos una especial mención a Ratón, que jugó un partido redondo: seguro, sereno y hasta expresivo en sus movimientos. Parece haber aprovechado muy bien haber tenido de maestro al gran Cristian, pues su actuación fue notable.

El Zaragoza, así, decidió dormir el partido con un juego pausado, a veces hasta un punto irritante, con mucho toque en la medular pero con poca profundidad. Las noticias de Córdoba eran muy positivas y si todo acababa así la tercera plaza tenía color zaragocista. Sin embargo, todos veíamos que un segundo gol sería muy beneficioso para no sufrir y llegar al final con cierta tranquilidad. Natxo no se salió ni media línea del guión y le dio descanso a un trabajador Zapater para darle entrada al joven Pepe Biel. Era una apuesta arriesgada pero no le tembló el pulso y siguió con el plan establecido.

La primera oportunidad de cerrar el partido llegó en el minuto 70. Un centro de Buff golpeó en el brazo de Palencia. El penalti era claro y el suizo se aprestó a convertirlo, pero su disparo, fláccido y centrado, lo despejó Ezkieta. Habría sido muy positivo lograr el gol en ese momento, pues el partido habría muerto ahí. No pudo ser. La segunda oportunidad de lograrlo fue diez minutos más tarde. Vinicius fue derribado en el área y, por consiguiente, volvió a disponer el Zaragoza de una segunda oportunidad. Pero no. El propio Vinicius desaprovechó también su ocasión al ejecutar mal la pena máxima. Parecía que no era el día de los 11 metros.

Afortunadamente, Febas solucionó ambos desaguisados. Cuando quedaban dos minutos para el 90, agarró un balón en campo propio y dibujó un carrerón de 70 metros que él mismo culminó con un sutil toque que batió al portero barcelonista. Gran alegría y misión cumplida. Era el colofón a una jornada que ni el más forofo de los zaragocistas habría diseñado mejor. Victoria en el Mini Estadi, derrota del Sporting y Numancia y Valladolid al play off. No porque sean rivales más asequibles, sino porque son ciudades más cómodas para que la “Riada del Ebro” llegue hasta ellas y anegue sus campos, en caso de victoria, con sus cánticos, su pasión y su apoyo indesmayable.

Hoy comienzan las (ojalá) dos semanas más importantes de los últimos tiempos. Hoy comienza el Futuro.

Ficha técnica

FC Barcelona B:
Jokin Ezkieta, Palencia, David Costas, Tarín, Cucurella, Sarsanedas, Ruiz de Galarreta (Vitinho, min. 81), Aleñá (Dani Morer, min. 73), Carles Pérez, Nahuel y Marc Cardona (Abel Ruiz, min. 22).

Real Zaragoza:
Ratón, Benito, Grippo, Perone, Ángel, Javi Ros, Febas, Zapater (Pep Biel, min. 64), Buff, Toquero (Alfaro, min. 80) y Vinícius (Pombo, min. 90).

Goles:
0-1, min. 39; Vinícius. 0-2, min. 88; Febas.

Árbitro:
Moreno Aragón. (Colegio madrileño). Amonestó a Benito (36′), Vinícius (56′), Aleñá (64′).

Incidencias:
Partido disputado en el Mini Estadi, ante 3.995 espectadores.

Puntuaciones

Ratón: 4. Seguro, sereno y decisivo en dos paradas.
Benito: 2. Correcto, con algunas lagunas.
Grippo: 2. Algo aturullado, trató de ser contundente.
Perone: 2. Mejor de cabeza que con los pies, sufrió en algunas fases.
Ángel: 2. Le costó entrar en el partido. Fue de menos a más.
Ros: 3. Trabajador, comprometido y esforzado.
Zapater: 3. Ejerció de capitán. Organizó y coordinó la medular.
Buff: 2. Algo blando y desorientado en ocasiones.
Febas: 3. Se fue encontrando a gusto. Energético e inquietante. Metió un gran gol.
Toquero: 3. Lo dio todo. Es muy importante su garra y pundonor.
Vinicius: 3. Hizo un gol y eso le da valor a su trabajo.
Pep Biel: 3. Activo y participativo. Dio la cara,
Alfaro: 2. Participó poco. Buscó ser vertical.
Pombo. S.C.

por arrúa 10 (Real Zaragoza, Aire Azul)
@japbello

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies