R Deportivo Coruña 3 – 1 Real Zaragoza | Crónica

R Deportivo Coruña 3 – 1 Real Zaragoza | Crónica

Todo ya es nada

¿Cómo se escribe un final? ¿Cómo se evita el abismo cuando este se abre bajo tus pies? ¿Cómo impedir que el oleaje del maremoto destruya lo que el sueño eterno ha construido? Seguramente moriríamos antes de encontrar alguna respuesta a estas cuestiones pero lo que no lograremos, al menos hoy, es dejar de preguntarnos en qué momento perdimos el favor de la Verdad.

El partido que ayer jugó el Real Zaragoza ocupará las páginas más mezquinas de los libros de historia blanca y azul. Después de cinco o seis minutos de modesta dignidad, el equipo (mal) dirigido por Lucas Alcaraz abandonó cualquier sendero de dignidad y se suicidó como viene haciéndolo desde aquel mentiroso encuentro de Oviedo. En el minuto 8 ya había recibido un gol (en fuera de juego) tras ejecutar Pedro una falta. Sí, Pedro, aquel que aquí no era capaz de sacar un corner adecuadamente ni resolver un centro con una mínima corrección.

Enorme jarró de agua fría que a punto estuvo de sepultar al inerme grupo de jugadores rojillos sino fuera por     que cinco minutos después el Depor cometió un penalti que sirvió para empatar. Javi Ros fue el autor y su alegría nos regaló unos instantes de esperanza. Pero solo unos instantes. Ni el equipo estaba dispuesto a concedernos la ilusión de un partido digno ni la noche daba para milagros, ni de P. Tinto ni de nadie. Así, al saque de otra falta, de nuevo ejecutada por Pedro, el cuadro gallego volvió a convertir. Es verdad que en ambos casos, con el VAR en juego, los goles habrían sido anulados por fuera de juego, pero también lo es que las dos situaciones fueron muy mal defendidas. Falta de tensión, de colocación, de concentración y de de calidad. Falta de vida, en fin.

Con 2-1 en contra, la noche coruñesa ya no detectó ni medio litro de aire aragonés fruto del esfuerzo de nuestros muchachos. La desidia en la posición, la torpeza en la ejecución y la abulia en el deseo fueron tres enormes losas que acabaron por sepultar al agónico equipo de Alcaraz. Quien gritaba en la banda, sí; quien gesticulaba sobre la cal, también. Pero quien transmitía impotencia y vacío en sus argumentos, desde luego.

La propuesta futbolística de Alcaraz se basó ayer una vez más en un engordamiento ineficaz de la defensa, con la colocación de cinco hombre con dos de ellos supuestamente abiertos en banda. Esta disposición, sino está muy trabajada y engrasada, provoca un vacío enorme en el centro del campo, que precisa de tres superhéroes capaces de vertebrar territorios extensos con un enorme esfuerzo y perfecta sincronía. Y arriba, dos puñales capaces de evitar la salida del balón del contrario y al mismo tiempo incomodar al enemigo con rápidas incursiones y letales finalizaciones. Todo eso es lo que dice la teoría. La práctica, por el contrario, nos invita la vergüenza propia y al miedo a un enorme ridículo. De todo ello hubo mucho ayer.

Para redondear el desastre, Lasure cometió un penalty de esos que te preguntas “pero, ¿qué hace?”, pero penalty al fin. González logró el 3-1 y ahí acabó todo. Se llegó al descanso con la certeza de la muerte segura y por si había dudas el cambio de Ratón por Cristian acabó de otorgarle carta de naturaleza al pesimismo zaragocista. Alcaraz no confía en los suyos ni estos en su mister, así que cualquier decisión que se pudiera producir aportaba poca confianza de poder encontrar alguan solución al desastre.

Alcaraz tiró de repertorio y se le ocurrió volver a la defensa natural quitando a Lasure por James. El jugador africano agitó levemente a su equipo con alguna aproximación y un chut lejano, pero poco más. Después fue Pombo el elegido, pero el zaragozano tampoco fue la respuesta a la inoperancia aragonesa. El Depor, mientras tanto, decidió nadar (poco) y guardar la ropa (toda). Manejó los tiempos, gobernó los espacios y se burló, sin hacer burla, del equipo tomate, que ni sabía, ni podía y, quién sabe, a lo mejor tampoco quería.

Alguna ocasión de peligro por parte local, dos acercamientos superficiales y nada más. El partido estaba más que amortizado antes del descanso y todo lo que pudiera ocurrir en esta segunda parte apuntaba antes a la ampliación de la victoria local que al acercamiento del Zaragoza. Con la misma suavidad con que la noche se había hecho la dueña del cielo que cubre el flamante Riazor, la agonía cubrió el inerme cuerpo del equipo del león. Ahora, en lo más profundo de nuestras almas se ha instalado un poema cuya armónica rima recorre los recovecos del pánico. “No haya nada aquí”, titulé el pasado domingo. La pregunta, hoy, es: ¿hay alguien aquí?.

Ficha técnica

R Deportivo Coruña:
Dani Giménez; Bóveda, Domingos Duarte, Marí, Caballo; Bergantiños, Edu Expósito, Vicente Gómez (Krohn-Dehli, 68), Pedro (Cartabia, 90); Borja Valle (C. Gil, 82) y Quique González

Real Zaragoza:
Cristian Álvarez (Ratón, 46); Benito, Guitián, Verdasca, Nieto, Lasure (Igbekeme, 53); Javi Ros, Raúl Guti (Pombo, 60), Pep Biel; M. Gual y Álvaro Vázquez

Goles:
1-0, min. 8: Borja Valle. 1-1, min. 13: Javi Ros, de penalti. 2-1, min. 30: Domingos Duarte. 3-1, min. 44: Quique González, de penalti.

Árbitro:
Pulido Santana (Canario). Amonestó a Vicente Gómez (12), Verdasca (29), Lasure (43), Igbekeme (61), M. Gual (69) y Benito (88).

Incidencias:
Partido de la 18ª jornada de LaLiga 123 disputado en Riazor ante unos 14.000 espectadores.

Puntuaciones

Cristian: 1. Fue goleado y nada pudo hacer. Tampoco solucionó nada.
Benito: 0. Ineficaz y estéril.
Verdasca: 0. Está fuera del mundo.
Guitián: 0. No estuvo, por mucho que se le esperara.
Nieto: 0. Superado y anulado por la situación.
Lasure: 0. Que nos diga dónde está el verdadero Dani.
Ros: 1. Lucha, lucha y lucha.
Pep Biel: 0. ¿Quién le dijo que meter un gol le hace jugador?
Guti: 0. Ha llegado antes de tiempo.
Gual: 0. Demasiado fuego de artificio.
Álvaro: 0. Nos debe muchas cosas.
Ratón: 2. Detuvo un balón con peligro
James: 1. Intentó golear con un chut lejano.
Pombo: 1. Salió desmotivado y poco hacendoso.

por arrúa 10 (Real Zaragoza, Aire Azul)
@japbello

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies