Real Zaragoza 2 – 2 Valencia CF | Crónica

Merecieron más

El Real Zaragoza realizó una gran primera mitad, en la que dio un baño de fútbol al Valencia, pero acabó cediendo un empate merced al cansancio. Angulo adelantó a los valencianistas en el primer minuto de juego, pero Ewerthon en el siete y Cani en el 27, pusieron en ventaja zaragocista un marcador que, a falta de ocho minutos para el final, acabó nivelando Villa en la primera acción en que intervino.

El aficionado zaragocista se acercaba al estadio de La Romareda envuelto en la agradable sensación que dejan las últimas tardes del verano, aquellas en las que el calor ha dejado de ser sofocante y la temperatura se funde con el cuerpo en perfecta armonía. El buen tiempo, el ligero viento y el olor de la hierba recién cortada hacían recordar al espectador gloriosas tardes de fútbol, y éste se acercaba a La Romareda presto a contemplar las evoluciones de los suyos en un prometedor choque contra el Valencia con el aliciente del debut de Diego Milito.

Con estas premisas y con dos equipos totalmente remozados con respecto a la temporada anterior llegaban a su cita con el espectáculo Real Zaragoza y Valencia. Víctor Muñoz decidió hacer debutar al ansiado Diego Milito, mientras que Quique Sánches Flores planteaba una alineación extraña, con Mista escorado a la banda izquierda y Angulo y Di Vaio en la punta del ataque como principales novedades y con David Villa, el antaño héroe de La Romareda, afilando su puñal en el banquillo.

Comenzó el encuentro de manera trepidante. Pocos segundos transcurrían del mismo cuando Cañizares se empleaba a fondo para despejar el primer intento de gol, en forma de potente disparo, de Diego Milito. La réplica valencianista no tardó en llegar, y lo hizo en forma de gol. Apenas un minuto después, un fulgurante contragolpe es finalizado por Miguel Ángel Angulo que introduce el esférico en la portería zaragocista ante la salida del meta César.

Sin embargo el gol no amedrentó a los pupilos de Víctor Muñoz, que se hicieron automáticamente con el control del partido. Movilla era el timón deseado, Savio y Milito amenazaban el área de Cañizares, Óscar se mostraba voluntarioso pero timorato y Ewerthon hacía sudar de lo lindo a Mista y a Fabio Aurelio. Con este panorama, pronto llegó el empate por mediación de Ewerthon, que fusiló a Cañizares dentro del área tras una buena jugada colectiva del Real Zaragoza.

La maquinaria zaragocista estaba perfectamente engrasada, superando en todos los aspectos del juego al Valencia, que no podía sino correr detrás del esférico. A los 12 minutos Víctor Muñoz tuvo que realizar su primer cambio, retirando del terreno de juego a Ewerthon (aquejado de un problema de visión tras un codazo de Ayala) y dando entrada en el mismo a Cani. El conjunto zaragocista seguía mandando en el juego, pero le faltaba el último pase para adelantarse en el marcador.

Ese último pase certero llegó en el minuto 27: Delio Toledo manda desde la banda izquierda un centro telegrafiado a la cabeza de Cani que, en el segundo palo, ponía en ventaja al Real Zaragoza ante la desesperación del meta Cañizares. En la otra portería el guardameta César Sánchez tenía que ser sustituído unos minutos después, aquejado de un pinchazo en la pierna producido en un lance fortuito del juego, entrando en su lugar Raúl Valbuena.

Los cambios no mermaron el ritmo del Real Zaragoza, que siguió dominando y creando ocasiones de gol. A los 32 minutos Savio lanzó una falta a la izquierda de Cañizares, que atajó con seguridad el esférico. Seis minutos después la conexión entre Diego Milito y Savio funcionó una vez más y a punto estuvo el brasileño de transformar en gol una asistencia de tacón del ariete, pero su disparo se marchó desviado. Con el Real Zaragoza mandando en el juego y en el electrónico se llegó al final de unos trepidantes y esperanzadores primeros 45 minutos.

Bajón físico

El Real Zaragoza pagó caro el esfuerzo realizado en la primera mitad y, en la segunda, cedió el control del juego y el protagonismo del choque al Valencia que, sin excesivos alardes, fue tomando posesión del esférico y de las ocasiones conforme fue avanzando la segunda mitad.

Aun así el Real Zaragoza pudo sentenciar el partido en el minuto 18 de la reanudación, pero Cañizares desvió con apuros un potente disparo de Leonardo Ponzio. A partir de entonces Quique Sánchez Flores movió su banquillo, dando entrada en el terreno de juego a Aimar y Vicente, retirando del mismo a unos desacertados Angulo y Di Vaio.

Al Real Zaragoza se le fueron esfumando paulatinamente las fuerzas y fue quedándose sin oxígeno conforme avanzaban los minutos. Quizá el conjunto zaragocista hubiera controlado mejor el encuentro si Víctor Muñoz hubiera decidido sentar en el banquillo a un mermado Óscar para introducir en el mismo a Generelo o a Celades. Pero Víctor no realizó esa acción, y la falta de fuelle en el centro del campo permitió a Quique Sánchez Flores vislumbrar que, si introducía en el terreno de juego a un hombre rápido como Villa, podía llevarse los tres puntos.

Así lo hizo y, en el minuto 81, dio entrada al Guaje en lugar de Baraja. El asturiano fue recibido con división de opiniones. Esas dudas de la afición zaragocista no se vieron reflejadas en su rendimiento puesto que, en la primera ocasión en que tocó el esférico, se marchó por velocidad de Gabriel Milito y de Leonardo Ponzio y batió por bajo a Valbuena.

El posterior cambio, sin tiempo para reaccionar, de Sergio García por Óscar no pudo surtir efecto, y aún pudo volver a marcar el Valencia, pero Mista cabeceó fuera un buen centro de Vicente precedido de una buena jugada de Villa. Así pues el Real Zaragoza acabó empatando un encuentro que pudo haber perdido pero que, sin lugar a dudas, mereció haber ganado.

Ficha Técnica

R. Zaragoza:
César (Valbuena, min.30); Ponzio, Álvaro, Gabriel Milito, Toledo; Movilla, Zapater; Ewerthon (Cani, min.12), Óscar (Sergio García, min.86), Savio; y Diego Milito.

Valencia:
Cañizares; Albiol, Ayala, Moretti, Fabio Aurelio; Rufete, Albelda, Baraja (Villa, min.81), Mista; Angulo (Aimar, min.62) y Di Vaio (Vicente, min.69).

Goles:
0-1. min.1. Angulo; 1-1. min.7. Ewerthon; 2-1. min.28. Cani; 2-2. min.80. Villa.

Árbitro:
Undiano Mallenco, del C.T. Navarro. Amonestó con tarjeta amarilla al local Alvaro y a los visitantes Moretti, Albelda y Albiol.

Incidencias:
partido disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 32.000 espectadores. Llovió, de forma ténue, a partir del minuto 67.

Puntuaciones (de 0 a 5)

CÉSAR: 2. Apenas tuvo trabajo en los 30 minutos en que estuvo en el terreno de juego. Solventó bien algunas salidas por alto y poco pudo hacer en el gol valencianista. Sufrió un pinchazo en el muslo y tuvo que ser sustituído por Valbuena.
PONZIO: 3. Sin apuros defensivos, se proyectó con corrección en ataque y estuvo a punto de marcar.
ÁLVARO: 3. Seguro y contundente en el juego aéreo, nunca se complicó la vida a la hora de jugar el esférico.
GABRIEL MILITO: 2. Pecó de excesiva lentitud en, al menos, el segundo gol del Valencia. Durante el resto del encuentro, cuajó una correcta actuación.
TOLEDO: 3. Buena primera parte del paraguayo, incorporándose al ataque y dando la asistencia del segundo gol. En la segunda, como todo el equipo, bajó su rendimiento.
MOVILLA: 4. Gran partido del madrileño, siendo en todo momento el timón del equipo. Repartió juego hacia las bandas con acierto, haciendo además, una buena labor defensiva hasta que le aguantaron las fuerzas.
ZAPATER: 3. Buen partido del canterano, siendo un auténtico pulmón en el centro del campo durante la primera mitad. En la segunda, agotado, apareció menos.
SAVIO: 3. El brasileño estuvo bastante activo en el flanco izquierdo, siendo objeto de continuas patadas por parte de la zaga valencianista. Buscó el gol, pero no tuvo fortuna.
EWERTHON: 4. Marcó un buen gol, desbordó por velocidad y mostró un gran carácter en los 12 minutos en que estuvo sobre el terreno de juego. Ayala decidió eliminarle empleando su codo y provocándole una contusión y problemas de visión.
ÓSCAR: 2. Voluntarioso durante buena parte del encuentro, pero poco acertado en el último pase.
DIEGO MILITO: 3. Luchó, abrió juego a las bandas, aguantó el esférico y buscó el remate, pero sin fortuna. Le falta ritmo de competición y acoplarse a sus nuevos compañeros, pero mostró buenas cualidades en su debut.
CANI: 3. Marcó, de cabeza, el segundo tanto zaragocista. Sustituyó a Ewerthon en la banda derecha, mostrándose voluntarioso y luchador, pero estuvo algo impreciso en el juego.
VALBUENA: 2. El Valencia apenas le inquietó aunque, en el gol de Villa, quizá pudo haber salido con anterioridad.
SERGIO GARCÍA: SC.

por Héctor Mendal

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies