Heisenberg | La Lupa

Real Zaragoza 1 – 2 Recreativo

Este domingo se ha emitido en Estados Unidos el último capítulo de “Breaking Bad”, la serie que ha dinamitado todos los estándares del formato televisivo. Se acerca el final de la metamorfosisde Walter White, transformado en su “alter ego” Heisenberg. Tan relevante como el cierre narrativo es la clausura moral del relato. Walter ha ido perdiendo humanidad en cada temporada, para convertirse en un ser violento, orgulloso, altanero y manipulador. Antes era un pobre pringado, un fracasado que daba clases de química en un instituto, ahora es el dueño de un imperio de la droga. El devenir de alguien que vivía en la normalidad del anonimato mediocre a otra que vive en la anormalidad del anonimato en la cumbre del poder y del terror. La pregunta es ¿para qué Walter ha hecho este viaje?, la excusa de pagar el tratamiento para el cáncer fue superada de inicio.

En realidad me apetece mucho más escribir sobre esta obra maestra de la televisión y de cualquier tipo de arte, que de la enésima charlotada de nuestro equipo. Esto es muy cansino. Resulta que la morralla que vimos el domingo en La Romareda, fue caviar para bastantes aficionados zaragocistas, y no digamos para esos periodistas pusilánimes, incapaces de criticar a aquellos a los que están bailando el agua todos los días, aunque puedan ser en un futuro los causantes de que se queden en el paro. No lo entiendo. Lo que pude ver desde mi localidad, que igual está muy lejos del césped, por lo diferente que son mis apreciaciones de las de otros, es un equipo trabajado, que sabe a lo que jugaba, con buen toque de balón y definido estilo de juego, que fue el Recreativo de Huelva, contra otro nada trabajado, sin salida de balón hacia delante, sin capacidad para cortar el juego del contrario y con errores defensivos garrafales, que es el nuestro. Sólo tenemos buenos jugadores de tres cuartos para arriba y ellos son nuestra única esperanza.

Sin mediocampo no hay equipo, ni sistema ni táctica que valga. Han pasado por la zona central del equipo Paglialunga, Cidoncha, Movilla, Acevedo, José Mari, Barquero, Luis García, etc. El uno peor que el otro y el siguiente aún más malo que el anterior. Ni crean ni destruyen, pero si se transforman, en zombis que deambulan por la medular. El equipo se rompe por allí. Llevamos siete jornadas en las que sucede lo mismo, pero Paco Herrera no se da por aludido.

El Sr. Herrera parece que es simpático, buen hombre, que les cae muy bien a los periodistas que van a los entrenamientos, debe ser muy coleguilla. Además como les echó una bronca a los jugadores, se le asimila a Manolo Jiménez por lo de los cojones que tiene. El caso es que desde julio que llegó al Real Zaragoza, han pasado los meses y no se adivina trabajo alguno con la plantilla. Forma física deplorable, sistema de juego ausente (lo del rombo debe ser una broma pensando en que la piedra esencial del mismo es un jugador más lento que el caballo del malo, Paglialunga), escasa capacidad de reacción en los cambios, fallos flagrantes en las alineaciones y nula capacidad de transmisión de carácter, la actitud en el césped de los jugadores demuestra que no sienten presión alguna desde el banquillo. En definitiva, los jugadores serán mediocres, pero dudo mucho que sean peores que los del Recreativo, y sin embargo este equipo sabía a lo que jugaba, los nuestros dudo mucho que se enterasen que estaban disputando un partido de fútbol. Este entrenador debe ser cesado de forma inmediata, si tenemos interés en ascender esta temporada, claro. Eso sí, en el caso de que nos de igual todo, se le puede mantener, para qué nos vamos a molestar…

Lo siento pero yo no puedo disfrutar de la segunda y olvidarme de Agapito, como nos dicen muchos aficionados y periodistas abanderados de la felicidad, que nos llaman cenizos y agoreros, siempre hablando de los Zaraguayos, de la Recopa y demás viejunadas. Pues si no se puede comentar la mierda actual, porque descentramos a nuestros chicos y nos desviamos del objetivo ¿la salvación?, cambiaremos de tema y seguiremos desentrañando el porqué de la transformación de Walter White a Heisenberg.

Por Jeremy North

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies