Terremoto | La Lupa

Terremoto | La Lupa

Numancia 2 – 0 Real Zaragoza

El partido ante el Numancia en Soria resultó ser el origen de un terremoto que ha sacudido a la entidad blanquilla esta semana. Tras este partido, y una rueda de prensa muy cargada, Víctor Muñoz ha dejado de ser entrenador zaragocista y su puesto lo ha ocupado el semi desconocido Ranko Popovic.

Antes de que todo esto sucediese, el equipo blanquillo protagonizó en Los Pajaritos uno de los peores partidos del año. Pese a un buen arranque, con ocasión clarísima para Borja, el equipo encajó el primer gol y tras ese tanto se derrumbó como un castillo de naipes. El centro del campo propuesto, que sí había funcionado ante el Real Betis, naufragó. Lolo estuvo muy desacertado en el pase, y Dorca tampoco brilló. Las bandas tampoco aportaron como días anteriores, con Eldin desaparecido y Pedro Sánchez algo más activo. Willian José, que acabó el partido desquiciado, aportó cosas interesantes al principio del partido, entre ellas un pase extraordinario a Borja, muy desacertado toda la tarde. Una vez más, las lesiones hicieron acto de presencia: Mario tuvo que abandonar su sitio mediada la primera parte y su sustituto, Vallejo, que además estaba siendo una de las notas positivas de la tarde, tampoco pudo acabar el partido. La defensa queda en cuadro para el debut de Popovic en La Romareda. Lo más inquietante, sin embargo, fue la sensación de impotencia y derrota que transmitió el equipo desde que encajó el gol. En ningún momento se dio sensación de poder remontar el partido, ni existió la intensidad necesaria. Por primera vez desde el Mini Estadi, el Real Zaragoza careció de alma.

La sorpresa vino en la rueda de prensa de Víctor Muñoz, tensa y con una extraña visión del partido. Aquellas palabras hicieron sospechar que algo había sucedido y la destitución estaba cercana. Víctor Muñoz, que siempre ha acudido al rescate del Real Zaragoza cuando se le ha pedido, abandona abruptamente la entidad. La duda estriba en si se trata de un movimiento acertado, sobre todo por el sustituto elegido. Ranko Popovic carece de experiencia como entrenador en España, y su experiencia previa no es muy brillante, además de exótica. La apuesta que ha tomado el club es muy arriesgada, puesto que se desconoce qué rendimiento puede dar el entrenador serbio y ahora mismo es lo que la entidad necesita.

La inquietud de la afición ante estos cambios es normal, dado el desconocimiento que se tiene sobre el nuevo inquilino del banquillo y por lo extraño de todo el proceso de cambio en el banquillo, que recuerda demasiado a épocas pasadas. Esperemos que se trate de uno de esos casos en los que un entrenador desconocido se hace un nombre de manera inesperada. Le deseamos la mayor de las suertes a Ranko Popovic, porque su suerte será la del Real Zaragoza.

Por Kicooper

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies