Varados | La Lupa

Varados | La Lupa

Tenerife 1 – 1 Real Zaragoza

El Real Zaragoza jugó en uno de esos campos que, pese a estar en Segunda, huelen a Primera, a de calidad, el Heliodoro Rodríguez López. Es imposible no recordar, al visitar este campo, los grandes equipos tinerfeños, con jugadores de la talla de Redondo, Pizzi, Chemo del Solar, Felipe o nuestro querido Juanele.

El fútbol que puede verse ahora mismo en el estadio tinerfeño está muy lejos de aquellos días. Sin embargo, durante el primer tiempo el Club Deportivo Tenerife tuvo a su merced a un Real Zaragoza que nuevamente decepcionó. Sólo unos minutos de leve mejoría en el segundo tiempo permitieron rescatar un punto, gracias a Vallejo, que estrenaba capitanía cumpliendo un año de ensueño.

Pese a que los primeros minutos parecieron ir en la buena senda, el desplome posterior del equipo en la primera parte fue desolador. El centro del campo fue un absoluto páramo y el CD Tenerife llegaba con demasiada facilidad al área defendida por Alcolea. Mientras, el Real Zaragoza sólo inquietó una vez la portería tinerfeña.

Este desplome tiene mucho que ver con el mal desempeño de Basha y Dorca. El catalán parece fundido tras haberlo jugado prácticamente todo, y Basha está a un nivel muy inferior al que mostró antes de su lesión.

Sin embargo, lo más preocupante es la falta de intensidad y ayudas. El equipo, de un tiempo a esta parte, no es tan solidario ni tiene la misma actitud que la mostrada en las rachas positivas o incluso en empates como el cosechado ante Real Betis o en Miranda. El bajón en la actitud mostrada en el césped viene siendo un hecho en las últimas semanas, y es quizá la principal razón por la que no se está desplegando el nivel de juego adecuado.

Es difícil encontrar las causas concretas de este bajón, pero podría venir mucho por la falta de exigencia existente. Desde que parece evidente que el lugar al que puede aspirar el Real Zaragoza este año es el sexto puesto (por otra parte, objetivo razonable teniendo en cuenta los condicionantes de este año), parece que se ha dado por hecho que ese puesto se conseguirá y existe cierta relajación. Como si se estuviera preparando los play off de manera anticipada. Sin embargo, la realidad está muy lejos de esa apreciación: el sorprendente Llagostera y la Ponferradina (a la que por cierto se rendirá visita) están acechando esa sexta plaza y con el nivel de juego mostrado será muy difícil defenderla.

Desde el banquillo no se están encontrando soluciones. Popovic está demostrando muy pocos recursos a la hora de cambiar el desempeño del equipo, incluso teniendo en cuenta como atenuante las bajas sufridas. No se han intentado cambios significativos en la disposición en el campo ni se ha hecho una apuesta decidida por gente de la casa para suplir bajas. Esto último es especialmente sangrante cuando los resultados obtenidos al poner a chavales del filial, en especial Gil, han resultado exitosos.

Debe subir el nivel de exigencia de manera notable sobre todo desde la planta noble del club. Hay que mejorar la actitud general del equipo y empezar a demandar más al entrenador, cuyos números no mejoran en absoluto a su predecesor y que justificarían su cese si se empleara la misma vara de medir. La sexta plaza va a ser muy difícil de asegurar.

El Real Zaragoza se encuentra ahora mismo varado, sin avanzar hacia su objetivo. Es necesario desencallar la nave blanquilla y empezar a conseguir victorias, ante todo en casa. La cita ante un joven y potente Sporting resultará una buena piedra de toque. Una victoria haría bueno el punto obtenido, con más pena que gloria, en Tenerife.

Por Kicooper

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies