El primer fichaje de invierno | La Lupa

El primer fichaje de invierno | La Lupa

Real Zaragoza 1 – 0 Llagostera

La semana previa al partido ante la U.E. Llagostera, las principales noticias aparecidas en prensa dentro del universo blanquillo versaron sobre hipotéticos fichajes en esta ventana invernal. Dentro de estas noticias, aparecieron un día comentarios acerca del interés en incorporar dos nuevos centrocampistas que permitan mejorar las prestaciones del equipo en esa franja del terreno, y variar la manera de jugar del equipo de aquí en delante de manera que se adapte más al ideario Julià – Carreras.

El partido ante el cuadro catalán finalizó con la deseada victoria que cortaba la mala racha. Un auténtico bálsamo que permite parar la sangría, y da tranquilidad al nuevo entrenador para corregir y mejorar desde la victoria. Junto con los tres puntos, se pudo ver a un equipo que creó ocasiones y durante fases mostró una idea ligeramente distinta, con mayor toque.

Sin embargo, entre todas las notas positivas la que más destacó fue la gran actuación de Sergio Gil, que emergió tras semanas alejado del once para pegar una patada a la puerta y gritar a pleno pulmón que él debe ser el primer fichaje de invierno. Encaja de pleno dentro del perfil de jugador que se está buscando, su rendimiento se ha podido comprobar e ilusiona a la afición. Difícilmente un fichaje pueda cumplir tan bien estas características.

Gil aportó combinación, cambios de juego, criterio y apoyó en las labores defensivas. Su salida al campo mejoró al equipo de manera sustancial. Curiosamente ante el mismo equipo, Gil volvió a transmitir las mismas sensaciones que en su aparición de octubre en Copa.

Los dos últimos ascensos contaron, en ambos casos, con la aparición fulgurante de algún jugador de la casa. El de 2003 tuvo a Cani de protagonista y el de 2009 a Ander Herrera. Gil puede encarnar ese rol este año y ser el banderín de enganche de la afición y una pieza muy importante en el centro del campo.

Nadie pide que Gil sea titular por decreto. Ningún jugador debería serlo. Pero sí que se le proporcione la continuidad en minutos que se da a otros jugadores que han demostrado razones para dicha confianza, como pueden ser Aria o Hinestroza.

La afición blanquilla lleva mucho tiempo huérfana de ídolos, hambrienta de algo distinto en el campo. Gil puede, si se lleva bien su progresión y se sabe cuidarlo, llenar ese vacío entre los aficionados, acrecentado por el traspaso de Vallejo al Madrid.

Junto con Gil, se tiene en la casa jugadores que pueden reforzar también el equipo este invierno. Ortí demostró que puede aportar y ser útil al equipo, quizá cumpliendo un rol similar (no en el estilo de juego, que es diametralmente distinto) al que pudo representar Espadas en 2003. Por otro lado, en el filial se tiene a Tarsi, jugador que ya ha demostrado su valía en segunda y que podría dar descanso a Dorca, que parece no haberse recuperado del sobreesfuerzo del año pasado.

Se tiene recursos en casa a los que se debería mirar para reforzar el equipo en este momento de la temporada. Todos estos recursos que el club ya tiene permitiría centrar los esfuerzos en incorporaciones que realmente supongan un salto diferencial de calidad.

Por Kicooper

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies