Bálsamo | La Lupa

Bálsamo | La Lupa

Real Zaragoza 3 – 0 Nastic Tarragona

El Real Zaragoza disfrutó de una noche balsámica el pasado lunes. El cuadro blanquillo aprovechó la debilidad de un paupérrimo Nàstic para lograr una necesaria victoria, que aleja sustancialmente el descenso y permite, en cierta medida, olvidar el mal trago de Mallorca.

El tempranero gol de Verdasca hizo desaparecer cualquier tipo de ansiedad en los pupilos de Víctor Fernández. Sin excesivos nervios, el cuadro aragonés recuperó un poco de la alegría que mostró semanas atrás. La buena primera parte realizada por el Real Zaragoza tuvo dos nombres propios: Pep Biel y Alberto Soro.

El jugador balear volvía a disfrutar de la titularidad, pese a su gris encuentro en Son Moix. Biel supo exprimir esta oportunidad. Activo entre lineas, generando peligro, coronó  su actuación con un magnifico gol donde mostró su buen pie. Otro aspecto donde su participación tuvo efectos positivos fue en las jugadas a balón parado. Los lanzamientos de esquina resultaron más peligrosos que días atrás gracias a su intervención en los mismos.

Alberto Soro, por su parte, fue un peligro constante en la primera parte. Vertical, veloz y asociativo, su actuación fue capital en el desempeño ofensivo del equipo. Las alternativas en ataque son mucho mayores cuando está en el campo, y de ello se benefician sus compañeros de vanguardia.

Pese a las abundantes notas positivas que dejó el encuentro, no debe obviarse que también evidenció defectos que ante otro rival podrían haber resultado graves. Volvió a tener despistes en la faceta defensiva, y desapareció del partido durante unos instantes en los que el Nàstic llegó con peligro. Pareció desconectarse del encuentro, desatendiendo marcas y exhibiendo poca contundencia defendiendo el área propia.

Junto con lo anterior, el Real Zaragoza se mostró muy impreciso a la hora de montar contras tras pérdida del Nàstic, en varios casos con superioridad numérica. Esta falta de precisión en las contras ya sucedió en el anterior partido ante el Elche. A ello se debe añadir la falta de puntería para aprovechar alguna de las claras ocasiones que se tuvo para ampliar la renta. Esta falta de puntería ya se ha pagado cara en partidos más ajustados esta temporada.

Mucho deberá mejorar las prestaciones el Real Zaragoza para obtener algo positivo en el Carranza. Sin embargo, en caso de lograrlo el premio sería de gran importancia, dado que se estaría rozando la permanencia con la yema de los dedos. Esperemos que Víctor Fernández sepa dar con ese toque diferente que tanta falta le hace al equipo en estos partidos.

Por Kicooper.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies