Revolución antes de Navidad

Revolución antes de Navidad

Artículo de Cuñao

La Navidad se presenta agitada en el seno del Real Zaragoza. El pasado Domingo fueron cesados Ranko Popovic y Martín Gonzalez y al día siguiente vino Narciso Juliá a suplir la plaza vigente en la secretaría técnica.

El cese de Popovic era obligatorio para que el Real Zaragoza tuviese opciones reales de ascender. Un cese acertado y necesario pero que viene tarde. Demasiado tarde.

Popovic debió haberse marchado, como poco, después de caer en el play off ante Las Palmas. En ese momento ya quedó demostrado que no era adecuado para seguir en el banquillo y mantenerlo en el cargo ha supuesto que en lo que llevamos de temporada se hayan repetido los muchos errores cometidos y que el equipo siga sin funcionar. Se ha consumido casi media temporada con un entrenador que no servía y que ha cosechado unos resultados sumamente mediocres. No obstante creo que aún hay tiempo para salvar la temporada y conseguir el ascenso. “Nunca es tarde si la dicha es buena” reza el refranero español. Pero también debemos recordar otro refrán, “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. O, aplicándolo al Real Zaragoza, “Hay que cesar al entrenador en el momento que queda patente que no es adecuado”.

Se oyen muchos rumores acerca de quién puede ocupar el banquillo del Real Zaragoza tras la marcha del serbio. Según la prensa el mejor posicionado es Fernando Vazquez. A mí no me gusta. Sencillamente. Lo veo capacitado para conseguir el ascenso pero eso nos supondría el cambiar de entrenador en Junio si finalmente este objetivo se consigue. No lo veo capacitado para dirigir al Real Zaragoza en primera.

Otro nombre de los que se escuchan es el de Joaquín Caparros. Para quien esto escribe el indicado dadas las circunstancias. Entrenador con una capacidad suficiente para ascender con el Real Zaragoza y luego, y muy importante también, hacer una transición de una o dos temporadas en primera división para asentar al equipo.

Por lo publicado en prensa el principal problema del fichaje de Caparros sería su ficha que parece ser elevada. Desconozco a cuánto ascienden los honorarios de cada entrenador pero si se dé lo vital que supone para la supervivencia del Real Zaragoza el ascender esta temporada. Por tanto a lo mejor es necesario hacer un esfuerzo económico para traer a los mejores profesionales posibles.

Por otro lado tenemos el cese de Martín González. Resulta curioso que a Popovic se le ha dado un margen de error como a casi ningún entrenador se le da en el fútbol profesional y cuando se le cesa se hace también con el director deportivo. Se ve que la directiva del Real Zaragoza no es aficionada a los ceses regulares pero cuando empieza lo hace a lo grande.

No veo adecuado el cese de Martín González. No creo que su trabajo en el Real Zaragoza sea malo. O al menos tan malo para cesarlo. ¿Chivo expiatorio para tapar errores de otros? (véase mantener a Popovic tanto tiempo). No me sorprendería nada.

A título personal diré que para este puesto sigo creyendo que Miguel Pardeza es la persona idónea. Un profesional muy entendido de fútbol y que, con él en este equipo y cuando se le ha dejado trabajar (obviamente no cuento la etapa de Agapito), ha sido cuando mejores fichajes se han hecho.

Una secretaría técnica formada por Martín González y liderada por Miguel Pardeza a mi juicio hubiese sido una decisión acertada. De nuevo vuelvo a hablar sin conocer los honorarios de cada profesional pero de nuevo insisto en la prioridad absoluta que tiene para la supervivencia del Real Zaragoza el ascender.

El elegido para suplir a Martín González es Narciso Juliá. Ex jugador zaragocista y ex colaborador de Zubizarreta en el Barcelona en la secretaria técnica. En principio una persona adecuada para el puesto. No obstante si indagamos un poco vemos que la etapa de Zubizarreta (y por ende la de Narciso Juliá) en el club catalán es cuando peores fichajes se han realizado. Aunque puede que no sean demasiado comparables las políticas de fichajes del Barcelona y del Real Zaragoza.

Juliá va a tener trabajo esta Navidad. Dejando a un margen el fichaje de un nuevo entrenador el equipo necesita reforzar líneas. Por lo pronto la delantera es uno de los puntos críticos a reforzar. La marcha de Borja Bastón dejó al Real Zaragoza sin un goleador nato y este año no se ha podido suplir adecuadamente. Por tanto el Real Zaragoza necesita uno o dos (depende del presupuesto y de las posibles salidas de jugadores) delanteros capaces de reforzar la línea de ataque zaragocista y, obviamente, de marcar goles.

El centro del campo también puede necesitar algún refuerzo. Diamanka se ha erigido como titular indiscutible y puede necesitar algún recambio para cuando falle. No obstante en el filial varios jugadores han presentado credenciales para disputar minutos en el primer equipo. ¿Se los dará el entrenador que venga? Está por ver.

Se avecinan días movidos.

Por Cuñao

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

1 Comentario

    • josè rodrìguez benìtez

      23/12/2015

      Dias movido y de espera señor CUÑAO porque a la fecha de hoy ni tenemos entrenador, porque parece que la opciòn del gallego Fernando Vazquez se esfuma y existen otras opciones eso si esperemos que acierten. Lo de Martin Gonzalez poca gente se lo esperaba pero como bien dices puede que sea un chivo expiatorio o que no se puede discutir con uno de los jefes como le ocurriò a Victor Muñoz. Vamos a darle confianza al tandem Julià-Valentìn y esperar eso si al entrenador, que menos que dos delanteros goleadores pues de lo contrario apaga y vamonos porque cuatro años en segunda no es sostenible. La Fundaciòn 2032 en cuentas un diez en temas deportivos un cero patatero.

      Reply

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies