Tirando la copa. Volumen… ya he perdido la cuenta

Tirando la copa. Volumen… ya he perdido la cuenta

La Copa. Esa competición tan especial que tantas alegrías y tantos buenos momentos ha dado al Real Zaragoza. La historia de nuestro equipo y esta competición en muchos momentos de la historia han ido de la mano. El Real Zaragoza siempre ha sido un equipo copero.

Desde la llegada de Agapito Iglesias el Real Zaragoza ha pasado de ser un equipo copero, con buenas participaciones y siendo uno de los equipos que más títulos tenía, a ser un equipo habitual a caer a las primeras de cambio. Algo que antes pasaba cada cierto tiempo y que paso a ser algo habitual. Demasiado habitual.

Poniendo por referencia la temporada 2008/2009 hasta la 2015/2016 solo en una vez se ha pasado de la primera ronda. ¡¡Una vez en ocho temporadas!! Increíble. Todo un record aunque, para nuestra desgracia, no es un record positivo.

Los que tenemos orgullo y lo que hemos visto a otro Real Zaragoza nos retorcemos cada vez que nos encontramos con estos espectáculos. Me dan igual circunstancias, que el equipo milite en tal o cual categoría o lo que sea. Que el Real Zaragoza caiga a las primeras de cambio, a excepción de unos pocos rivales, es un bochorno injustificable. No hay más. Lo siento mucho pero no me vale que porque el equipo este en segunda división la copa sea algo molesto que haya que despreciar y deshacerse de ella cuanto antes.

Este año el ascenso es la prioridad absoluta. Eso es indiscutible. Pero ello no quita a que en la Copa haya que salir con profesionalidad y con orgullo. Por historia, por dignidad, por orgullo y por todo. E insisto, partiendo de la base de que el ascenso es la prioridad absoluta. Pero una cosa no es incompatible con la otra.

Que en esta temporada te elimine en la primera ronda y en casa un equipo de primera división bueno, no es agradable pero se “puede entender”. Pero que lo haga un equipo de tu categoría que, en teoría y con todo el respeto, no es tan favorito para el ascenso como el Real Zaragoza es un bochorno. E insisto, no hay justificación posible.

Mucha gente ahora comentará que si total si la Copa no sirve para nada mejor quitarla de en medio cuanto antes. A estas personas les recomendaría que escribiesen eso en un papel, lo leyesen detenidamente y si después siguen pensando lo mismo que se replanteen muchas cosas. Entre ellos su zaragocismo.

En artículos anteriores comentaba que la exigencia nos hizo grandes en su momento. Y esa exigencia es algo que, como el Real Zaragoza, va a menos. Así no vamos a ningún sitio bueno. Vamos de cabeza a la desaparición. No por una eliminación en Copa. Eso no es determinante pero si muy significativo.

Quien esto escribe ha estado viendo en directo dos finales de Copa. Espero tener buena memoria para conservarlas durante mucho tiempo porque no sé cuándo volveré a ver algo así.

Por Cuñao

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies