Real Zaragoza – RCD Mallorca | La Previa

Real Zaragoza – RCD Mallorca | La Previa

Martes 21 de enero, 19:00

La maldición de los encuentros suspendidos vuelve al seno zaragocista. De nuevo, por segunda vez en este mes y por tercera vez en esta temporada (que va por un poco más de la mitad) el Real Zaragoza ve como su encuentro queda suspendido.

El encuentro en Miranda de Ebro de presentaba como una oportunidad para seguir afianzando el buen momento del conjunto zaragocista. En este año 2020 del que han transcurrido 20 días el Real Zaragoza ha ganado los tres encuentros que ha disputado. Un registro que ha dejado al Real Zaragoza en la parte alta de la clasificación y que le ha servido para pasar a dieciseisavos de la Copa del Rey.

Una buena oportunidad para continuar con el buen momento pero que, literalmente, acabó diluyéndose en agua.

El temporal de agua que afectó a Miranda de Ebro unido al posible mal drenaje del césped del estadio mirandés supuso que el terreno de juego se encontrase totalmente impracticable y que, en base a un criterio lógico impuesto por los árbitros, el partido se suspendiese.

Hasta ahí todo normal. Es un engorro y una incomodidad el tener que aplazar un encuentro pero es algo que puede pasar (más aún cuando el clima esta de por medio). Resulta tragicómico en base a que resulta la tercera ocasión que esto sucede pero poco más se puede hacer.

Lo que no es cómico ni trágico pero si tremendamente bochornoso es el comportamiento de ciertos elementos que ensucian el escudo del Real Zaragoza atacando e insultando a jugadores y cuerpo técnico por el aplazamiento del partido. ¿Estamos locos?

Que se insulte al equipo por una derrota, una eliminación y un descenso es algo que, dentro de lo inadmisible, es relativamente fácil de comprender. ¿Pero insultar por que se suspenda el encuentro? Eso no se ha visto en la vida.

Se ha hablado de que a ambos equipos (sobre todo al Mirandés) les venía bien aplazar el encuentro en base al apretado calendario que tienen ambos partidos. Es una duda razonable pero que, si aparece un comunicado donde se indica que los colegiados deciden aplazar el encuentro en base a que el terreno de juego está impracticable, esa duda queda resulta en gran medida. ¿Que el Mirandés no hizo todo lo que tenía que hacer para que el terreno de juego? No soy quien para decirlo. Desde luego de ser así la Liga de Fútbol Profesional debería de tomar medidas de confirmarse esta hipótesis.

Pero no estamos aquí para hablar de la liga (que da mucho para hablar en base al desarrollo de esta jornada) si no de la Copa del Rey.

Esta semana se disputan los dieciseisavos a partido único. Como todos sabemos el próximo Martes el Real Zaragoza recibirá en La Romareda al RCD Mallorca de Primera División.

El RCD Mallorca, recién ascendido a la categoría esta temporada, se encuentra en una situación bastante delicada. El conjunto mallorquín ocupa la decimoséptima posición estando dos puntos por encima del descenso y cuatro puntos por encima del último clasificado de Primera División.

Al igual que sucede en Segunda División la categoría de oro del fútbol español está igual de apretada en su parte baja donde, en dos jornadas, puede haber notables variaciones ya que todo parece indicar que los tres puestos de descenso se los disputarán los cuatro equipos que ocupan las cuatro últimas posiciones de la categoría.

Sin embargo esta jornada ha supuesto una enorme inyección de energía positiva en el seno mallorquinista. La victoria por 4-1 en Son Moix ante el Valencia es un empujón grande en la clasificación y en un empujón todavía aún más grande en la moral del equipo que aprovechará esta victoria para intentar continuar con esta buena racha.

Probablemente el RCD Mallorca acudirá a Zaragoza con los jugadores menos habituales. La prioridad del equipo balear es salir de los puestos de peligro a la mayor brevedad posible y por tanto la Copa es un objetivo secundario. Lo cual no quiere decir que el RCD Mallorca venga a regalar nada.

Imaginamos que Víctor Fernández realizará rotaciones para este encuentro. De igual modo al Real Zaragoza la Copa del Rey no es más que un objetivo secundario similar al del RCD Mallorca. Pero en absoluto deberá de darse por bueno el tirar por tierra esta competición.

El aplazamiento del encuentro en Miranda de Ebro supondrá que el equipo afronte este encuentro con un mayor descanso lo cual favorecerá en una menor sobrecarga del equipo de cada a afrontar una semana complicada con dos encuentros (Liga y Copa del Rey) en apenas unos días.

Vuelve la Copa del Rey a La Romareda. De nuevo el estadio municipal nos traerá una apetecible noche copera. Esperemos que la noche termine con un buen sabor de boca para el seno zaragocista.

Por Cuñao

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies