Agné agota su crédito

Agné agota su crédito

Artículo de Cuñao

El último esperpento visto en Alcorcón demuestra, de nuevo de modo firme e indiscutible, que Raúl Agné debe ser cesado.

No hay más margen de error. El gran partido ante Levante emborronado por la desastrosa actuación de Irureta ha sido un mero espejismo. Todo ha vuelto de nuevo a ir como siempre, esto es, mal.

El Real Zaragoza es uno de los peores equipos de 2017. Las cifras son demoledoras a la vez que reales. El equipo, al finalizar la jornada, está a 5 puntos por encima del ascenso, a 8 del sexto clasificado, a 17 del segundo y ¡a 26! del líder.

Estos números, aparte de inasumibles, son una vergüenza.

El caos más absoluto que reina en el él Real Zaragoza ha propiciado que el equipo este donde está. Una directiva absolutamente incapaz de hacer las cosas medianamente bien y que cada vez se empeñan en que se puede hacer peor.

Publicaba la prensa que, nuevamente, se le daba el partido contra el Nastic a Agné como una nueva oportunidad y a raíz de lo que sucediese se vería que hacer. ¿Para qué?, ¿Alguien cree que Agné es capaz de remontar esto?, ¿Hay alguien tan sumamente ingenuo (por no llamarle incompetente) capaz de creer en algo así? Pues por desgracia parece ser que sí y lo que es peor está en la directiva y tiene capacidad de decisiones.

Agné no es apto para el puesto y debe ser cesado a la menor brevedad posible. Así de sencillo. No es admisible nada del desastroso trabajo que está haciendo en este club. Nada. No se pueden permitir unos números tan lamentables en este equipo. ¿En Febrero el líder nos saca 26 puntos siendo el objetivo principal y obligatorio el ascenso y algo de eso nos parece bueno?, ¿Estamos locos?

Agné tiene su parte de responsabilidad que es mucha. Pero el principal culpable de todo esto es la directiva. Una directiva que ha hecho de este equipo un sin dios que no hay forma de meterle mano. Una directiva que exceptuando el gran trabajo hecho en el verano de 2014 y alguna cosita más ha hecho las cosas cada vez peor. Tan mal que el equipo, a nivel deportivo, está igual de mal o peor que en el último año de Agapito Iglesias. Y el listón estaba muy alto.

La dimisión por motivos poco claros de Narcis Julia (porque no ha trascendido apenas nada reseñable de todo aquello) ha dejado vacante la dirección deportiva. Como en este equipo todo va tan maravillosamente bien por lo que se ve la directiva se va a tomar con calma el traer al nuevo responsable de esta parcela. De nuevo pregunto, ¿Estamos locos?

La dirección deportiva es una parte del club que tiene que estar en continua actividad. Continua actividad quiere decir que es una parcela que debe estar funcionando siempre. Y si se da el caso de que un miembro se va a la menor brevedad posible tiene que ser sustituido con garantías. Pero en el Real Zaragoza esto no va así. Aquí, según parece, la mentalidad se resume en algo así como “bueno como aún estamos en Febrero hasta Julio que empieza el mercado de fichajes aún hay tiempo”. Reitero, ¿Estamos locos?

El Real Zaragoza es un club curioso. Posiblemente sea el único club que permita tantos errores a sus empleados. Pasó con Popovic, con Lainez y con Agné. Víctor Muñoz no tuvo tanta suerte y fue cesado fulminantemente a la primera ocasión que tuvieron. Quizá si se hubiese dejado al técnico en el banquillo ahora el Real Zaragoza estaría en primera división. Son solo suposiciones.

Es tal el desmadre que hay en este club que la única solución parece ser despedir a todo el mundo, hacer un “reset” a nivel global y empezar de cero. Desde luego, a la vista de todo, es lo más adecuado a la vez que utópico.

A 26 puntos del primero. Tiene guasa la cosa.

Por Cuñao

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR