La margarita dice sí

Por Ricardo García Ferrer

La lógica es aquello que nos indica que el devenir de las cosas proviene de una causa fundamentada, explicada por la razón, que hace que sea probable predecir una consecuencia originada de su causa aparejada. Las mismas tienen también su excepción, lo cual dicen, no viene sino a confirmarlas, aunque puede que esto solo sea una frase hecha.

Dichas excepciones, no obstante, aunque escasas e impredecibles, son las más importantes y las que dan sentido al mundo que nos rodea, todo sería muy aburrido si fuera predecible conforme a la lógica, la vida necesita de sorpresas, de creer que es posible lo imposible, la vida en todos sus órdenes, incluido el fútbol que no es una excepción, el cual a veces te lleva a debatirte entre la lógica o el sentimiento.

No tengo decidido si debo hacer este desplazamiento con el equipo, la lógica dice que no tenemos nada que hacer, han sido muy superiores a nosotros toda la temporada y el golpe recibido en el último partido ha sido demasiado duro, creo que es el momento de deshojar la margarita y ciertamente, ganan los argumentos de la lógica, ganan los argumentos para no ir:

Son muchísimos kilómetros, un viaje tan largo para una derrota tan predecible no tiene sentido, se me ocurren muchas cosas en que emplear mi tiempo el próximo domingo mejores que estar, contando ida y vuelta, 8 horas en un coche; así por ejemplo, salir a correr, quedar a comer con amigos, adelantar parte de ese trabajo que me ocupa la cabeza o simplemente descansar para estar el lunes a pleno rendimiento.

Es mucho dinero para una derrota tan predecible, y francamente, no sobra, se me ocurren muchas cosas mejores en las que invertir el dinero que cuesta un desplazamiento; así por ejemplo, comprarme unos zapatos nuevos, arreglar el mp4 o directamente ir ahorrando para el abono de la próxima temporada, que ya no queda tanto.

No parece un sitio agradable donde encajar una derrota, no se bien a estas horas que se puede esperar de una afición contraria poco acostumbrada a estos partidos y con cierta tendencia a proclamar unos ideales políticos que aunque respeto, no encajan con los míos. Casi parece más lógico quedarme en Zaragoza, quedar con los amigos a ver el partido de forma distraída y volver tranquilamente a casa en cuanto se consume la predecible derrota.

Y por último, y como vengo diciendo, ciertamente la derrota es previsible, han sido mejor equipo toda la temporada, son el equipo revelación y nosotros estamos fatal, hemos tenido que tener un punto de suerte en esta recta final y ciertamente al equipo se le ve reventado, nuestro mejor jugador sigue lesionado y ellos van a llenar el campo.

Definitivamente no, no voy, me quedo en Zaragoza, es lo lógico.

Bueno, espera, no vayamos tan rápido, vamos a pensarlo mejor:

Sí, son muchos kilómetros, pero ¿Cuántos hiciste para ir a Montjuic?, ¿Acaso era más fácil entonces?, ¿Acaso no es recorrer kilómetros siguiendo el equipo una de esas emociones que te hace sentir zaragocista?, ¿Acaso no es lo que cantamos cada domingo en la Romareda?. Son muchos kilómetros, pero eso nunca ha sido un freno, son kilómetros compartidos con más zaragocistas, son la clase de kilómetros que te hacen recordar porque esto no es un club, porque no es una empresa, porque es un sentimiento.

Sí, es mucho dinero, pero ¿Cuantas cosas puedes comprar que te hagan sentir las mismas emociones?, ¿Cuánto vale el zaragocismo?, ¿Y sentir que has hecho lo que debías?. Estar con el equipo en este partido no se paga con dinero, se paga con el corazón, y de eso y sentimiento zaragocista sí me queda para dar.

No, seguramente no sea un campo agradable donde encajar una derrota, pero ¿Y debe eso frenarnos para estar allí defendiendo nuestro escudo?. Mayor motivo para no dejar solo a nuestro equipo, ni a los compañeros que sí han decidido ir, esa afición seguramente pueda presumir de muchas cosas este domingo pero nada que puedan cantarme o decirme hará resquebrajar ni un ápice el orgullo que siento de ser zaragocista y estar allí el domingo viviendo esta derrota, al contrario, lo reforzará.

Y por último, sí, son mucho mejores y tienen todas las de ganar pero ¿Acaso no hemos construido nuestra historia a base de gestas en las que nadie creía?, ¿Derrotamos al F.C. Barcelona y al Real Madrid en finales de copa creyendo que no se podía?, ¿Realmente fueron tan superiores en el último partido?, ¿Acaso no fue un golpe de suerte el que decantó el mismo?, ¿Y si ahora lo tenemos nosotros?, ¿Cómo podemos tenerle tanto respeto a este equipo?. Ciertamente tuvieron mucha suerte en el último partido, ciertamente somos más grandes que ellos y ciertamente si hay algún equipo que pueda ganar este partido, ese es nuestro Real Zaragoza.

Entiendo que los argumentos del no son los lógicos, por algo es lo que mi entorno me viene recomendando las ultimas 24 horas, pero esta vez voy a dejar que mande el corazón, al fin y al cabo tenemos algo que ellos no tienen, y también de ello nos habla la razón y la experiencia, y es que nosotros somos el Real Zaragoza y ellos no, así pues esta decidido, este domingo haré ese viaje, me voy a Gerona confiando en la remontada, el tiempo hablará de cómo de lógica es esta decisión, pero hoy solo sé que me lo manda el corazón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies