Juan José Nogués, primer internacional aragonés

Los amables lectores de este humilde coleccionable -que dais sentido a mi trabajo de documentación y redacción- pudisteis leer en el anterior capítulo el recordatorio de como el apelativo Real que completa al nombre del club de nuestros amores se remontaba al año 1922, cuando se autorizaba a utilizarlo a la S.D. Stádium que en 1925 se unificó con un primitivo Zaragoza F.C para pasar a competir como Real Zaragoza C.D hasta 1931 en que con la proclamación de la democrática II República, fueron abolidos todos los títulos nobiliarios, quitando todos los equipos de España el apelativo Real de su nombre, y toda referencia al mismo -la Corona Real- de sus escudos.

Fue este Zaragoza llamado “tomate” por su roja camiseta donde empezó a despuntar como magnífico guardameta el protagonista de este nuevo capítulo, Juan José Nogués Portalatín quien nacido en Borja el 28 de marzo de 1908 fue un futbolista y entrenador que durante los años 1930 y 1940, jugó como portero en el F.C. Barcelona —llegando a disputar 285 partidos, 114 de Liga—, la selección española e incluso la de Cataluña. Más tarde, se convirtió en entrenador de varios equipos de la Primera División española incluyendo el propio Barcelona, el Club Gimnastic de Tarragona y el R.C.D.Español.

Nogués debutó en Primera División con el F.C. Barcelona el 12 de diciembre de 1930 en un empate 1-1 con el Real Racing Club de Santander. Durante su carrera como jugador con el club “culé” les ayudó a ganar la Copa Cataluña en cinco ocasiones. Entre 1932 y 1941 también jugó diez partidos para la selección catalana. El 14 de febrero de 1934 jugó contra España en el estadio de Les Corts. Nogués jugaría posteriormente en el equipo de España en la Copa del Mundo. Jugó su único partido de España contra Italia el 1 de junio de 1934, sustituyendo a Ricardo Zamora que se había lesionado y recibiendo un gol.

Después de retirarse como jugador, Nogués asumió el cargo de entrenador en el Barcelona durante la temporada 1941-42. Ese año el club consiguió ganar la Copa de España superando al Athletic Club de Bilbao en la prórroga por 4-3. Durante la temporada 1942-43 Nogués llevó al Barça al tercer puesto en la liga y a las semifinales de la Copa del Generalísimo. En la semifinal fueron eliminados por el Real Madrid C.F.

Posteriormente, entrenó al Club Gimnástic de Tarragona durante las temporadas que el equipo estuvo en Primera División en la década de 1940. En 1947, el Gimnàstic también llegó a semifinales en la Copa del Generalísimo pero perdió ante el R.C.D. Español. Terminó su carrera entrenando al Español, al Real Sporting de Gijón y a la U.E. Lleida.

Así pues, el municipio zaragozano de Borja, de fama mundial por la personal reproducción realizada por su vecina Cecilia Giménez del Ecce Homo en la iglesia de su Santuario de la Misericordia, es la cuna del primer aragonés internacional con la selección española: Juan José Nogués.

Nogués, portero del F.C.Barcelona, se estrenó como internacional nada menos que en la”batalla de Florencia”, el segundo de los envites hispano-italianos del mundial de Italia ’34. Zamora, el portero titular del campeonato, fue uno de los diversos heridos de la primera contienda que acabó en tablas (1-1). Como por entonces no había tanda de penaltis, se disputó un segundo encuentro de desempate, lo que colocó a Nogués bajo los palos de la portería española. España caería derrotada por un gol -aseguran las crónicas de entonces- marcado previa falta sobre el arquero borjano.

Nueve fueron las temporadas que el borjano defendió la portería del F.C. Barcelona en primera división -que hubieran sido doce si la competición deportiva no hubiera quedado detenida por la lamentable Guerra Civil -y catorce -once en primera y tres en segunda división- las que vieron a Nogués dirigir desde el banquillo a varios equipos profesionales -incluído el histórico primer ascenso a la máxima categoría del Nástic en la 46-47, aunque sin duda su máximo hito deportivo fue ser el primer aragonés no sólo en alcanzar la internacionalidad representando a España sino ser el primero en participar en una Copa del Mundo, la celebrada en Italia el año 1934 alcanzando un meritorio quinto puesto.

En dicho campeonato mundial la mayor sorpresa fue la eliminación de Brasil en octavos de final a manos de España. Los españoles desempeñaron un buen nivel de juego y al terminar la primera parte iban ganando 3–0 con goles de Jose Iraragorri e Isidro Lángara. Y aunque la estrella brasileña Leônidas da Silva recortó distancias en la reanudación, no fue suficiente para evitar la derrota por 3–1. Además, el portero titular el Divino Ricardo Zamora se convirtió en el primero que detuvo un penalti en la historia del torneo.

Lastimosamente el dictador fascista italiano Benito Mussolini había conseguido que una joven Fifa le otorgara la organización del campeonato con la intención de ganarlo a toda costa y eso se demostró de traza especial en el enfrentamiento de cuartos de final. El duelo más emocionante de esta fase fue el que enfrentó a Italia y España en el estadio Giovanni Berta de Forencia. En un partido extremadamente duro y físico, Luis Regueiro marcó pasada la media hora y el transalpino Giovanni Ferrari  igualó antes del descanso. La prórroga no resolvió el marcador y con 1–1 fue necesario desempatar al día siguiente, el 1 de junio. Siete de los once titulares españoles se perdieron ese encuentro por lesión o cansancio, entre ellos Ricardo Zamora con dos costillas rotas. Al final Italia se impuso por la mínima con gol de Giusseppe Meazza. Los españoles reclamaron falta sobre Nogués en el tanto de Meazza y presentaron una queja porque el árbitro suizo René Marzet, anuló dos goles legales a Regueiro y Quincoces. Tiempo después se supo que la Asociación Suiza de Fútbol le había sancionado a perpetuidad como consecuencia de esa mala actuación. La protesta no evitó el pase de Italia a semifinales donde doblegaría 1-0 al wunderteam austriaco de Hugo Meisi -que llevaba sin perder desde 1931 pero no pudo contar con su mejor jugador el organizador Johann Horvath lesionado en el duro partido de cuartos contra Hungria- con un gol de Enrique Guaita en otro tanto polémico porque los austriacos reclamaron falta sobre su portero Peter Platzer, para después en una no menos polémica final en la que la labor del arbitro sueco Ivan Ekilin y de su asistente el belga Louis Baert fue también muy criticada, los italianos en los últimos nueve minutos del choque remontaron 2-1 con goles de Orsi y Schiavo a la potente Checoslovaquia que se había adelantado con gol de Puc.

Tras Juan José Nogués 12 aragoneses más y otros 17 jugadores del Zaragoza nacidos fuera de Aragón -alguno incluso llegando a campeonar como el Guaje Villa en Sudáfrica 2010- alcanzaron la internacionalidad absoluta, a lo que cal añadir más cercanamente a algún zaragozista y aragonés de corazón y de adopción como Ánder Herrera, o al menos han entrenado en un campeonato del mundo como recientemente Jesús Vallejo, pero eso, lo contaré en otro capítulo, pues ya sabes querido lector que esta historia …

Continuará…

Ánchel Cortés.
Productor y Académico de Televisión
Abonado del Real Zaragoza nº 1.170.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies