R Betis Balompié 0 – 0 Real Zaragoza | Crónica

Empate sin brillo

Real Betis y Real Zaragoza empataron a cero en un encuentro vacío de emociones, de brillantez, de rapidez, de ocasiones de gol y, en definitiva, de fútbol. Fue un encuentro aburrido y sin dominador claro en el que los dos guardametas, Contreras y Valbuena, desbarataron las pocas ocasiones de gol que se vieron en el Ruiz de Lopera.

Real Betis y Real Zaragoza ofrecieron en la tarde del domingo un pobre espectáculo futbolístico, realizando un juego aburrido y sin dominador claro en el que las ocasiones de gol brillaron por su ausencia. Los béticos, todavía acordándose de su reciente debut en Liga de Campeones, presentaron un once inicial totalmente remozado, con hasta seis novedades, no demostraron ser un equipo solvente, mientras que al Real Zaragoza le faltó claridad en el juego y en las ideas.

En la primera mitad las ocasiones de gol brillaron por su ausencia y únicamente cabe destacar un cabezazo desviado de Gabriel Milito en el minuto diez a la salida de un corner, así como un disparo de Leonardo Ponzio a la media hora de juego que se marchó por encima de la portería verdiblanca. El Real Zaragoza no ofreció el juego ofensivo que desplegó en la anterior jornada frente al Valencia, pasando totalmente desapercibidos en la primera mitad todos los hombres de vanguardia del equipo aragonés.

El conjunto dirigido por Víctor Muñoz decidió esperar al Betis encerrado en su campo, confiando en desarrollar algún contragolpe gracias a la velocidad de Ewerthon y de Savio y del oportunismo de Diego Milito, hombres que, en la primera mitad, estuvieron poco activos y bien vigilados por la zaga bética.

Sin remate

El encuentro cambió un poco en la reanudación, mostrando el equipo blanquillo una leve mejoría en su proyección ofensiva con un Betis que intentó acercarse a la portería de Valbuena, especialmente por mediación de Joaquín, que se mostró activo aunque falto de precisión. Por parte zaragocista, el técnico Víctor Muñoz se vio obligado a introducir en el terreno de juego a Lafita en detrimento de Diego Milito, mermado físicamente. En el minuto 53 se produjo una jugada que pudo ser clave para el devenir del encuentro, al derribar Álvaro dentro del área al atacante bético Israel, pero Teixeira Vitienes, el colegiado de la contienda, estimó que el agarrón del brasileño no era merecedor de la pena máxima.

A partir de entonces el Real Zaragoza intentó reaccionar, acordándose súbitamente de que las bandas existían y de que son primordiales en el fútbol de ataque moderno. Savio y Ewerthon, aunque sin excesivos alardes, se convirtieron en embajadores del fútbol ofensivo zaragocista. Así, en el minuto 57 Savio realizó una buena jugada por la banda derecha, rompiendo la cintura de tres defensores con un sólo regate y asistiendo a Toledo dentro del área para que el paraguayo rematara a las nubes en forzada posición. Víctor Muñoz se decidió entonces a dar entrada a Cani que, sustituyendo a un desapercibido Óscar, tenía la misión de introducir la magia en la delantera zaragocista.

A los 68 minutos fue Ewerthon el que, con un centro-chut raso y potente, hizo sudar a Contreras. Ocho minutos después fue Lafita el que probó los guantes de Contreras, realizando un disparo lejano que el guardameta atajó sin apuros. Lafita desperdició una buena ocasión, que hubiera sido mejor si hubiera decidido asistir a Savio, que entraba totalmente solo por la banda izquierda. Sin embargo, cuando mejor estaba jugando el Real Zaragoza, cuando por fin comenzaba a entrar por las bandas, Víctor Muñoz decidió sentar a Ewerthon para introducir en su lugar a Sergio García eliminando, con ese cambio, la explosividad del ataque zaragocista.

A partir de entonces fue el Betis el que tuvo las mejores ocasiones de gol. En el minuto 79 Oliveira le gana la partida a un excesivamente lento Álvaro Maior y envía el esférico fuera de la portería zaragocista ante la salida del meta Valbuena. La mejor ocasión del encuentro llegó en el minuto 82, cuando Valbuena salvó al Real Zaragoza al solventar de manera eficaz un mano a mano con Xisco y, posteriormente, enviar a saque de esquina un nuevo disparo del atacante bético. Desde entonces, y hasta el final del encuentro, éste se transformó en un quiero y no puedo por parte de los dos equipos, que vieron con buenos ojos el empate a cero final.

Ficha Técnica

Real Betis:
Contreras; Varela, Melli, Nano, Castellini; Joaquín, Rivera, Miguel Ángel, Israel (Xisco, m.65); Dani (Capi, m.44) y Oliveira.

Real Zaragoza:
Valbuena; Ponzio, Álvaro, Gabriel Milito, Toledo; Zapater, Movilla; Ewerthon (Sergio García, m.76), Óscar González (Cani, m.67), Savio; y Diego Milito (Lafita, m.50).

Árbitro:
Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Amonestó a los visitantes Ponzio (m.28), Zapater (m.31), Álvaro (m.33), Valbuena (m.80) y Gabriel Milito (m.91) y a los locales Nano (m.55) y Xisco (m.87).

Incidencias:
Partido de la tercera jornada de Primera División disputado en el estadio Ruiz de Lopera ante unos 35.000 espectadores.

Puntuaciones (de 0 a 5)

VALBUENA: 3. Solventó con eficacia las pocas acciones de ataque del equipo verdiblando, destacando un mano a mano con Xisco en el minuto 82. Tuvo algún error de coordinación con su defensa.
PONZIO: 2. Apenas tuvo problemas defensivos, aunque se mostró un poco lento en algunos lances del encuentro. Debió participar más en el juego de ataque.
ÁLVARO: 0. Lento en la carrera y, especialmente, a la hora de tirar el fuera de juego. Además se mostró excesivamente torpe cuando intentaba sacar el esférico jugado.
GABRIEL MILITO: 3. Sin excesivos alardes, apenas pasó por dificultades defensivas y pudo haber marcado en un buen remate de cabeza.
TOLEDO: 3. Realizó un buen partido, no dejándose ganar por Joaquín, al que apenas dejó explotar su velocidad y regate.
ZAPATER: 2. Partido muy discreto del canterano, realizando demasiadas faltas tácticas y con poca claridad a la hora de crear fútbol ofensivo aunque realizando una buena labor en defensa.
MOVILLA: 1. Sin claridad en la construcción de fútbol ofensivo, a pesar de no estar tan presionado por los rivales como en anteriores encuentros. Apenas arriesgó en el pase largo.
SAVIO: 2. En la primera parte ni se le vió y, en la segunda, realizó un par de jugadas interesantes pero no aportó demasiado al juego de ataque.
ÓSCAR: 1. La única acción relevante que realizó fue un pase de la muerte en la primera mitad a Diego Milito, que no llegó por poco. Durante el resto del encuentro pasó totalmente desapercibido y acabó sustuído por Cani.
EWERTHON: 2. Apenas intervino en el juego en la primera mitad, mostrándose más acertado y peligroso en la segunda. Víctor Muñoz lo quitó cuando mejor estaba jugando.
DIEGO MILITO: 1. Luchador y voluntarioso, se resintió de sus problemas físicos y fue sustituído nada más iniciarse la segunda mitad. Se espera más de él.
LAFITA: 1. Salió en el minuto 50 en sustitución de Diego Milito y apenas aportó mordiente en el juego de ataque. No es un delantero centro nato y, aunque Víctor Muñoz se empeña en utilizarlo como tal, no fue capaz de crear peligro.
CANI: 1. Saltó al terreno de juego a los 67 minutos sustituyendo a Óscar y apenas intervino en el juego.
SERGIO GARCÍA: SC. Luchador, pero apenas pudo ayudar al equipo.

por Héctor Mendal

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies