¿Tiene Fernando Molinos poder como Presidente del Real Zaragoza?

¿Tiene Fernando Molinos poder como Presidente del Real Zaragoza?

NO. Opinión de Gualterio Malatesta

La realidad es el arma más poderosa, no existe deseo o interpretación que pueda obviar su tozudez. No hay debate posible entre la esperanza y los hechos.

Y a los hechos debemos remitirnos: Molinos no ha dado la cara en ninguno de los actos públicos del club, no ha dado explicación alguna acerca de las salidas de técnicos o directivos, no ha presentado a los que se incorporan, no ha representado al club en la reunión de la LFP, en definitiva, no ha expuesto, desarrollado ni aclarado cuál es el supuesto nuevo proyecto de gestión del que se le supone responsable. ¿Por qué debo creer entonces que existe tal novedoso modelo? ¿Qué argumentos sostienen que Molinos tiene realmente capacidad ejecutiva?

Creo que nos está pudiendo el deseo. Muchos se han marchado, pero eso no significa que algo haya cambiado pues el único y máximo responsable permanece inmutable. A estas alturas ya nadie puede pedirnos un acto de fe. Agapito no es tonto y con Molinos se ha puesto parapeto, va a intentar dulcificar la denostada imagen del club, echará desodorante para disimular su hedionda gestión, pero no dejará que nadie decida por él.

SI. Opinión de Falçao

Hay una cosa que diferencia rotundamente a Fernando Molinos de Agapito Iglesias: es zaragocista hasta la médula, siente los colores blanquillos; por esta razón me parece injusto que se le pretenda colgar el cartel de testaferro de un individuo que no ha parado de agredir al zaragocismo desde que entró por la puerta de Eduardo Ibarra. Y no es que Molinos sienta los colores, es que los ha defendido con su sudor y su esfuerzo y solamente la habitual incomprensión hacia los de aquí le obligó a hacer las maletas y a buscar el éxito por otros lares.

Además queda claro que Molinos no es un “pelanas”, es alguien bien colocado profesional y socialmente, que no necesita presidir el Zaragoza para vivir, es decir que si ha venido es por amor al club: más vale que dure, porque su presencia es la única garantía de que se vayan reduciendo las fechorías del propietario de la nave. El gran problema de Nando Molinos es que se pasa de discreto, permanece en la sombra y es posiblemente un error: pero una cosa es hablar poco y otra no hacer nada. Desde su llegada se han arreglado las relaciones con unos cuantos clubes, el Zaragoza comienza poco a poco a recuperar el buen nombre y tenemos el doble de jugadores en propiedad que el año pasado: ya no hay fondos ni chanchullos. Desgraciadamente es muy difícil volver a edificar tras el paso de Atila, pero agradezcamos a Molinos que haya iniciado el duro camino.

aupazaragoza

El Real Zaragoza es nuestra pasión

Comentarios

(required)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR